Menú

El fundador de Megaupload se resistió a la detención en su casa

El inspector jefe que dirigió la operación de detención ha explicado que "no fue algo tan fácil como llamar a la puerta". 

LIBERTAD DIGITAL
0

El inspector Grant Wormald, de la unidad de Crimen Financiero y Organizado de la Policía neozelandesa que ha detenido al fundador de Megaupload  ha dado algunos detalles sobre la operación. Explicó a la prensa que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) se puso en contactó con ellos en 2011 y que ha sido una operación complicada porque, entre otros extremos, Schmitz no hizo fácil su arresto al parapetarse en una habitación de su casa. "No fue algo tan fácil como llamar a la puerta", afirmó el detective.

El grupo detenido por las autoridades neozelandesas está formado por los alemanes Kim Schmitz, Mathias Ortmann y Finn Batato y el holandés Bram van der Kolk. Wormald precisó que Schmitz, de 37 años, y Van der Kolk, de 29, tienen permiso de residencia en Nueva Zelanda, mientras que Ortmann, de 39, y Batato, de 38, figuran en Inmigración como "visitantes".

Todos los detenidos

Schmitz, también conocido por el apodo Kim Dotcom, y Ortmann fundaron Megaupload, una sociedad domiciliada en Hong Kong y que cuenta con 150 millones de usurarios registrados y con un volumen de visitas diarias que ronda los 50 millones.

Ortmann desempeñaba el cargo de director, Batato dirigía la unidad de mercadotecnia y el holandés ejercía de supervisor de programación.

El alemán Sven Echternach, de 39 años, jefe de desarrollo de negocios; el eslovaco Julius Bencko, de 35, diseñador; y el estonio Andrus Nomm, de 32, responsable de la división de software, están en paradero desconocido y buscados por el FBI.

Las detenciones en Nueva Zelanda forman parte de una operación internacional capitaneada por Estados Unidos contra este portal de descargas que ha incluido el cierre de Megaupload en territorio estadounidense y redadas en nueve naciones, entre ellas Holanda y Canadá.

Una dotación de más de 70 agentes neozelandeses registró hoy la mansión de 30 millones de dólares (unos 23 millones de dólares) que Schmitz habitaba en Auckland con su familia y otros nueve inmuebles de la misma ciudad.

La Justicia en Nueva Zelanda ya ha adelantado que no tiene previsto presentar acusaciones formales contra los detenidos, aunque ha admitido queMegaupload infringió las leyes de propiedad intelectual del país.

De abrirse un proceso judicial en Nueva Zelanda, la extradición que tramita Estados Unidos se demoraría. 

Temas

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation