Menú

El Gobierno de EEUU quiere imponer la neutralidad de la red

Las voces que exigían una mayor regulación de internet han encontrado oídos amables en la Administración Obama, que ha anunciado que prohibirá a los proveedores bloquear, ralentizar o dar prioridad selectivamente el tráfico de internet.

0

A las regulaciones impuestas en 2004, el presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense (FCC por sus siglas en inglés), Julius Genachowski, ha anunciado en el think tank demócrata Brookings Institute que se van a añadir dos más: la prohibición a los operadores de red de discriminar contra contenidos específicos (por ejemplo, sitios web como YouTube) o aplicaciones concretas (como podría ser el P2P) y la exigencia de transparencia en sus políticas de gestión de tráfico en sus redes.

Esta regulación es una respuesta a los intentos de las operadoras de telecomunicaciones por lograr mayores ingresos del uso de sus para poder mantenerlas y mejorarlas. Estas empresas se han propuesto, entre otras alternativas, cobrar más a los usuarios a cambio de que sus conversaciones por VoIP vayan más rápidas y tengan menos cortes o cobrar a las compañías de internet por crear una suerte de "carriles rápidos" que les permitan llegar más rápido a los usuarios que los sitios web de la competencia.

La primera regla que quiere imponer la FCC no sólo obliga a "no discriminar" servicios o contenidos; según ha explicado Genachowski, también se impedirá a los operadores dar prioridad a unos datos o servicios específicos, es decir, crear esos carriles rápidos u ofrecer garantías de calidad de servicio a mayor precio priorizando un tipo de datos como pueda ser la VoIP.

Uno de los argumentos a favor de la neutralidad de la red y en contra de esos "carriles rápidos" es que darían una ventaja injusta a compañías como Google, Microsoft, Amazon o Yahoo, que podrían pagar por ellos mientras las pequeñas compañías no. Sin embargo, uno de los principales apoyos de la legislación propuesta por el FCC, Google, planea mediante un programa llamado OpenEdge colocar servidores propios en sus redes que funcionaran como una caché y guardaran una copia de algunos archivos (por ejemplo, vídeos populares de YouTube), acelerando el acceso de los usuarios a los mismos.

Posiblemente la regulación que va a proponer el FCC no impedirá esta práctica, que emplean otras grandes empresas como Akamai. Simplemente prohibirá a las operadoras hacer algo similar, discriminándolas con respecto a las grandes empresas de internet.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation