Menú

El País ignoró la censura a dos blogs y ahora protesta porque Google lo denuncia

Las palabras de Carod-Rovira contra la candidatura olímpica de Madrid y la aprobación del Estatuto catalán produjo como reacción que algunos ciudadanos pidieran por internet en 2005 un boicot a los productos catalanes. La censura de dos de esos blogs en 2007 ha provocado una queja de Google.

0

El País no informó en su momento de los hechos, algo que sí hizo Libertad Digital. El Ministerio de Industria dictó el 13 de noviembre de 2007 una orden dirigida a los proveedores de acceso a internet y transmisión de datos en la que instaba a bloquear nueve sitios web, alguno de los cuales ya estaba entonces inactivo, críticos con el nacionalismo catalán. En algunos se promovía el boicot contra productos de esta región.

El Gobierno aplicaba así un auto del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Barcelona en el que se aprobaba el cierre cautelar de Stop Nacionalismo, Boicot Ya, Stopnacionalismos, Nacionalismo No, El Boicot, Catalanes No Gracias, Hasta Los Huevos (tanto el dominio .com como el blog al que dicho dominio redirige) y Estatuto. El origen era una denuncia de la Cámara de Comercio catalana. Dos de estos sitios web estaban alojados en Blogger, propiedad de Google. Esto ha provocado que la vicepresidenta de Google, Nicole Wong, incluyera a España entre los países que han censurado Blogger, acompañado de naciones como China, India, Paquistán, Irán, Birmania o Etiopía.

El silencio que guardó entonces El País contrasta con la indignación que han mostrado por la protesta de Google. Para el diario de Prisa "el gigante de internet desprestigió ayer a España ante el Congreso de los Estados Unidos" con la excusa de "un incidente judicial aislado". Incidente sobre el que, por supuesto, se cuidó muy mucho de informar a los lectores, quizá porque no veían tan grave el cierre de varios sitios web de derechas. De hecho, muchos ciberactivistas que se movilizaron contra la LSSI aprobada durante el último Gobierno de Aznar se mantuvieron callados ante este ataque a la libertad de expresión.

La lista que provocó el bloqueo de las nueve webs fue realizada de la manera más sencilla: sus autores se limitaron a ir a un supermercado a anotar qué marcas tenían su sede social en Cataluña y, por tanto, pagaban allí sus impuestos; en resumen, facilitaron una información pública y, de hecho, obligatoria para cualquier cosa que se venda. Pero no se defendieron ante el juez de Barcelona –no tenían recursos para ello– y éste aceptó todas las peticiones de los demandantes.

No obstante, según informa Portaltic, Google ha dirigido una carta al Ministerio de Industria negando que crean que exista "cualquier tipo de censura en internet" en España y asegurando "tener muy claro" que aquí se respeta la libertad de expresión. "Desde Google queremos reiterar que no existe ningún hecho en la actualidad que haga considerar a España como un país en el que están limitadas las actividades que se desarrollan en internet".

Temas

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation