Menú

El Congreso tumba la Ley Sinde

Las desesperadas negociaciones para evitar el fracaso de la votación de la Ley Sinde no han servido de nada. Ocho horas y varios aplazamientos después, la norma ha sido derrotada con 20 diputados en contra y 18 a favor, los del PSOE.

KETTY GARAT
0

Las maniobras del PSOE para evitar una derrota de calado en el Congreso no han surtido efecto. La Comisión de Economía y Hacienda del Congreso rechazó por la noche la disposición final segunda de la Ley de Economía Sostenible, que permitiría cerrar páginas web de descargas. Pese a los intentos, el PSOE no ha encontrado apoyos entre los distintos grupos parlamentarios para aprobar el texto, que ha desaparecido del proyecto.

La norma ha sido rechazada con los votos de PP, CiU, PNV, CC y ERC-IU-ICV, es decir, de todos los grupos de la oposición. Una vez concluida la votación, varios diputados se arrancaron a aplaudir por el resultado, en el que finalmente no hubo sorpresas de última hora, a pesar de las negociaciones de los socialistas por salvar la normativa.

La votación llegó con más de ocho horas de retraso. Hasta cuatro aplazamientos de la votación ha anunciado esta mañana el presidente de la Comisión de Economía, el socialista Antonio Gutiérrez, ante la negociación in extremis que mantenía el grupo socialista con los grupos parlamentarios. La Comisión, que ha finalizado a las 13:15 horas, ha retrasado la votación hasta las dos de la tarde, pero posteriormente la volvió a aplazar hasta las 15:00, luego a las 15:15, y después fue fijada a las 15:30. Dado que el PSOE seguía sin ver los frutos de la negociación se dejó finalmente para el final del pleno.

La excusa que daba el órgano parlamentario es un problema a la hora de confeccionar el cuadernillo de votación. Según esta versión, terminado el debate, se concedieron varios recesos para que los letrados terminasen de confeccionar ese cuaderno de votaciones pero, media hora del inicio de la sesión plenaria, dicha guía aún no estaba disponible por lo que el presidente de la comisión, el socialista Antonio Gutiérrez, optó por posponer las votaciones hasta después del Pleno.

No es insólito que se retrasen las votaciones por organizar las votaciones o agrupar las enmiendas de los distintos grupos parlamentarios, pero lo cierto es que esos aplazamientos suelen ser recesos de unos 30 minutos, no de ocho horas. Fuentes socialistas de la Mesa del Congreso apuntan a LD que "no se puede producir Pleno y Comisión al mismo tiempo" y que por ello se ha dejado para el final de la sesión. Sin embargo no dan explicación alguna a por qué no se ha votado en el tiempo transcurrido desde las 13:15 horas, cuando ha concluido la comisión, y las 16:00, hora en la que ha comenzado el pleno. "Aquí hay precedentes de todo", sonríen.

Desde el PP, fuentes asistentes a la comisión explicaban que el Gobierno llegó a plantearse la posibilidad de que la votación "se retrasara hasta mañana, día de la Lotería Nacional", buscando la menor repercusión posible.

¿CIU o PNV?

El meollo de la cuestión fue la falta de apoyos del PSOE para sacar adelante la Ley de Economía Sostenible, el proyecto estrella de Zapatero, que supuestamente iba a permitir la salida de la crisis económica. Los parlamentarios socialistas se debatían entre CIU y PNV como posibles aliados. La cosa se complicaba cuando el portavoz parlamentario del PNV, Josu Erkoreka, confirmaba a primera hora que su grupo se opondría a la llamada Ley Sinde, que permite al Gobierno bloquear páginas web, y que está contenida en la Ley de Economía Sostenible. Por ello, Erkoreka anunciaba que solicitarían la votación separada de esa disposición adicional para poder votar en contra de una y a favor de la otra.

"Creemos que la solución que se arbitra no es la idónea, que es preciso reflexionar mucho más sobre la convergencia de las nuevas tecnologías con la propiedad intelectual, ambos bienes dignos de ser protegidos por el ordenamiento jurídico", ha dicho a la prensa.

Descartada la opción del PNV, los socialistas han redoblado sus esfuerzos con CiU, pero en vano. Terminada la comisión, y en medio de las negociaciones, el portavoz adjunto de CiU, Josep Sánchez Llibre, anunciaba su voto en contra tras no llegar a un acuerdo "global" sobre su contenido con el PSOE. Al parecer, los convergentes estaban dispuestos a apoyar la Ley Sinde a cambio de incluir en la Ley de Economía Sostenible un paquete de medidas fiscales en materia de vivienda e iniciativas medioambientales, educativas y energéticas.

En lo que todos se centraban por la tarde era en la posibilidad de que tanto CIU como el PNV cambien su posición. "Es un no rotundo", decían fuentes de la formación catalanista. "Se ha acabado la negociación", respondían con contundencia a la pregunta de este diario sobre si van a cambiar de opinión. En los pasillos, el PSOE afirmaba que continuaban las negociaciones. Pero los grupos minoritarios indicaron a LD que no recibieron llamadas de los socialistas desde primera hora de la tarde. El Gobierno la habría dado por perdida.

En Tecnociencia

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Hablan los vecinos de Pablo Iglesias en Galapagar: "Tienen hasta criados, los hemos visto entrar y salir"
    2. Federico Jiménez Losantos: 'El PP de Rajoy pide el voto para Vox'
    3. Se filtran las primeras fotografías de la espectacular nueva novia de Matamoros
    4. Avalancha de insultos contra Paz Padilla: "Ten cuidado con lo que dices"
    5. ¿Qué hay detrás de la nueva estrategia de 'marca blanca' de Mercadona?
    0
    comentarios
    Acceda a los 28 comentarios guardados

    Servicios