Menú

Google apoya públicamente la neutralidad en la red mientras en privado negocia romperla

El Wall Street Journal asegura que Google está negociando con algunas operadoras de telecomunicaciones acelerar el acceso a sus datos, lo que podría considerarse una violación del principio de "neutralidad en la red" que apoya públicamente.

0
El Wall Street Journal asegura que Google está negociando con algunas operadoras de telecomunicaciones acelerar el acceso a sus datos, lo que podría considerarse una violación del principio de "neutralidad en la red" que apoya públicamente.
Larry Page y Sergey Brin

LD (Daniel Rodríguez Herrera) Las operadoras de telecomunicaciones afirman necesitar más ingresos a partir de las redes para poder mantenerlas y mejorarlas. Varias de las maneras que han propuesto implicarían romper la llamada "neutralidad en la red", que es la obligación de tratar técnicamente igual todos los datos que circulen por los cables, sin dar prioridad a unos sobre otros.

Estas empresas se han propuesto, entre otras alternativas, cobrar más a los usuarios a cambio de que sus conversaciones por VoIP vayan más rápidas y tengan menos cortes o cobrar a las compañías de internet por crear una suerte de "carriles rápidos" que les permitan llegar más rápido a los usuarios que los sitios web de la competencia.

Pese a que algunas campañas favorables a imponer por ley la neutralidad en la red han querido asustar a los internautas ofreciendo un escenario en que los proveedores de acceso impidieran acceder, por ejemplo, a YouTube mientras Google no pagara un extra, ese tipo de alternativas nunca han estado sobre la mesa, entre otras razones porque perjudicaría a las propias operadoras, que perderían clientes.

Sin embargo, otros argumentos a favor de la neutralidad de la red inciden en que es importante que todos los servicios de internet cuenten con el mismo acceso a la red y que todos sus datos tengan la misma prioridad porque, en caso contrario, los grandes jugadores como Google, Microsoft, Amazon o Yahoo contarían con una ventaja sobre posibles nuevos competidores, que no dispondrían de esos "carriles rápidos".

Ahora, según asegura The Wall Street Journal, Google estaría negociando con las operadoras colocar servidores propios en sus redes que funcionaran como una caché y guardaran una copia de algunos archivos (por ejemplo, vídeos populares de YouTube), acelerando el acceso de los usuarios a los mismos. La misma Google lo ha admitido en un comunicado, en el que no obstante asegura que no supone violación alguna del principio de la neutralidad en la red que ellos defienden.

Aunque el programa OpenEdge que describe el diario neoyorquino no viola la letra de la "neutralidad en la red", cabe dudar de si viola el espíritu, pues supondría en la práctica una priorización del tráfico de una gran compañía frente al resto de empresas y particulares que ofrecen sus contenidos en internet, por más que el mecanismo empleado no sea aquel al que se opone Google.

Temas

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios