Menú

Internet se llena de mercancía de la campaña presidencial estadounidense

Desde camisetas para perros hasta las ya famosas chancletas contra John Kerry que lucieron muchos republicanos en Nueva York, la Red se ha convertido en el centro de venta de todo tipo de artículos que sacan lo peor del enemigo en la campaña electoral estadounidense, que se librará el próximo 2 de noviembre.

0
Desde camisetas para perros hasta las ya famosas chancletas contra John Kerry que lucieron muchos republicanos en Nueva York, la Red se ha convertido en el centro de venta de todo tipo de artículos que sacan lo peor del enemigo en la campaña electoral estadounidense, que se librará el próximo 2 de noviembre.
L D (EFE) Prácticamente cualquier eslogan imaginable en todo tipo de soportes –como camisetas o tazas de desayuno– para ridiculizar al republicano George W. Bush o al demócrata Kerry está a la venta en la Red. Existen, por supuesto, páginas de apoyo a la causa demócrata con la venta de artículos pro-Kerry y lo mismo ocurre con los que favorecen la reelección del presidente Bush el 2 de noviembre.

Pero lo que más sorprende son los negocios que florecen en la Red a costa de ofrecer todo tipo de parafernalia y para todas las causas, dejando de lado la ideología o el color político. De entre ellas sobresale Cafepress, una página lanzada este verano que ya cuenta con más de 300.000 artículos relacionados con la política. Bajo el eslogan "Transforma en productos tu pasión", Cafepress ayuda a incorporar en un cartel o un biberón, si así se le antoja al cliente, mensajes a favor de los recortes de impuestos del presidente o contra su política militarista, por ejemplo.

De entre todo el maremoto de páginas de Internet que le sacan tajada a la campaña presidencial destaca también Convention Inventions, la web que comercializa las ya célebres sandalias de dedo que llevaban los delegados de Pensilvania en la Convención Republicana que se celebró la semana pasada en Nueva York. Las sandalias muestran las contradicciones de Kerry a partir de un juego de palabras, ya que el significado de chancletas (“flip-flops”) en inglés coincide con la expresión para definir a alguien que cambia bruscamente de opinión, una de las críticas más frecuentes al demócrata.

La campaña electoral también ha espoleado el humor en la Red y ya casi es imposible no toparse con páginas que ridiculizan con tiras cómicas, chistes o incluso vídeos cada vez más sofisticados las meteduras de pata de Bush o los vaivenes de Kerry. JibJab, por ejemplo, una de las más populares, incluye un vídeo que enfrenta a un Kerry capaz de resolver complicadas ecuaciones matemáticas frente a un Bush incapaz de enfrentarse a una cuenta sencilla.
 
Páginas como Zug han visto cómo el tráfico aumentaba en las últimas semanas gracias a la carrera presidencial y al apoyo de las páginas oficiales de uno y otro partido. Los republicanos lanzaron el ingenioso videojuego "Kerryopoly", una peculiar versión del clásico Monopoly donde se salta por las numerosas propiedades del "rey del Ketchup" (la esposa de Kerry es heredera del imperio de la salsa de tomate Heinz gracias a su primer matrimonio). El juego también refleja algunos gastos del acaudalado senador de Massachusetts, como un corte de pelo por 1.000 dólares, una bicicleta de montaña por 8.000 o los derivados de sus paseos en su imponente yate.

Los demócratas, por su parte, tampoco se han quedado cortos. La página de la campaña de Kerry incluye, por ejemplo, el vídeo "Se ha acabado el tiempo", en el que un contador electrónico cuenta las promesas que Bush ha incumplido según pasan los días.

Bromas aparte, la Red se ha convertido ya, además de en una mina de oro para los comerciantes poco escrupulosos, en una de las vías más eficaces de recolección de fondos. En el caso de Kerry, al menos, esta ha sido su principal fuente de ingresos: el candidato ha obtenido a través de Internet 44 millones de dólares desde marzo hasta mayo de este año, según la publicación "New Scientist". Solamente el día que aceptó la nominación del Partido Demócrata, el senador recibió 5,6 millones de dólares en donaciones a través de tarjeta de crédito en su página web. A su lado, la recolección en las tradicionales comilonas se queda en nada.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro