Menú

Registran la casa de uno de los periodistas que desvelaron el nuevo iPhone

La policía de San Francisco irrumpió en la casa de uno de los editores de Gizmodo en busca de datos sobre el iPhone de nueva generación que el portal compró la pasada semana tras haberlo perdido un empleado de Apple, para averiguar si se ha cometido un delito.

0
La policía de San Francisco irrumpió en la casa de uno de los editores de Gizmodo en busca de datos sobre el iPhone de nueva generación que el portal compró la pasada semana tras haberlo perdido un empleado de Apple, para averiguar si se ha cometido un delito.

La compra de este dispositivo, propiedad de Apple, podría acabar en una acusación de robo para el portal –por comprarlo– y los jóvenes que lo vendieron.

La casa y el automóvil registrados el pasado viernes pertenecían a uno de los editores del blog, Jason Chen, al que le fueron confiscados cuatro ordenadores, dos servidores, un iPad y otros dispositivos electrónicos de su casa.

El propio Chen declaró a través del portal que cuando llegó a casa después de cenar con su mujer la policía llevaba varias horas registrando su domicilio. Según su versión, le instaron a colocar sus manos tras la cabeza para registrarle en busca de armas y le aconsejaron que esperase fuera mientras terminaba el registro. Asimismo le informaron que habían tenido que romper la puerta principal de su domicilio porque, al no estar en casa, les había sido imposible entrar de otra manera, aunque podía solicitar que le pagasen el arreglo.

De acuerdo con la orden de registro publicada en el propio blog, los ordenadores podrían contener fotografías del prototipo de iPhone así como correos electrónicos relativos a su compra, registros de llamadas y datos sobre Grey Powell, el ingeniero de Apple que supuestamente perdió el dispositivo en una cervecería alemana de California.

En una carta enviada a la policía, también publicada en Gizmodo, el asesor legal y jefe de operaciones de Gawker Media, Gaby Darbyshire, afirmó que el registro e incautación llevado a cabo por la policía era ilegal según la ley de California, ya que Chen trabaja como periodista para la publicación, lo que le protege a él y a sus fuentes de tales medidas.

Stephen Wagstaffe, portavoz de la oficina del Fiscal de Distrito del Condado de San Mateo, confirmó que el registro domiciliario tuvo lugar el viernes e informó que Apple se había puesto en contacto con su oficina para denunciar el delito. Wagstaffe no dio más datos sobre los detalles de la investigación. "El alegato del demandante era que había causa razonable para intentar demostrar que un delito grave de robo había tenido lugar", afirmó Wagstaffe. "Este es el comienzo de la investigación".

Apple, que no quiso hacer comentarios sobre la investigación, presentará, según las previsiones, su nuevo modelo de iPhone este verano.

La pasada semana, los blogueros de Gizmodo informaron que el aparato fue devuelto a Apple después de una petición oficial que llegó de Cupertino, aunque previamente el terminal había sido desmontado y se publicaron los detalles del mismo. Gizmodo, propiedad de Gawker Media, es un popular sitio web especializado en gadgets de consumo. La semana pasada pagó 5.000 dólares por un prototipo de iPhone 4G que supuestamente olvidó en un bar de Silicon Valley uno de los ingenieros de Apple.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot