Menú

Los juegos musicales comparten con los más clásicos el protagonismo en la Campus Party

Los videojuegos más consumidos tradicionalmente en la Campus Party comparten este año protagonismo con aquellos que premian las dotes de los jugadores para bailar, tocar un instrumento o incluso cantar, como demuestra el gran número de campuseros que dedican a ellos buena parte de la jornada.

Campus Party 2008
0
Los videojuegos más consumidos tradicionalmente en la Campus  Party comparten este año protagonismo con aquellos que premian las dotes de los jugadores para bailar, tocar un instrumento o incluso cantar, como demuestra el gran número de campuseros que dedican a ellos buena parte de la jornada.

LD (EFE) Títulos como el SingStar o el Guitar Hero han revolucionado las instalaciones de Feria Valencia debido a las voces –especialmente gritos– de los que compiten entre sí para ver quién sigue mejor las letras de sus artistas preferidos o los acordes de quienes aporrean con más estilo la guitarra, y que son escuchados incluso bien entrada la madrugada.

De hecho, una de las imágenes de esta duodécima edición de la Campus ha sido la de los jugadores que, al no disponer del instrumento adecuado, han cogido el teclado de su ordenador como si fuera una guitarra para poder tocar algunos de los grandes éxitos de la historia del rock and roll.

Asimismo, otro de los periféricos más curiosos ha sido el de una tabla o alfombrilla que se coloca en el suelo y que está dividida en cuadrados, en cuyo videojuego gana quien es capaz de bailar siguiendo las indicaciones mientras suena la música.

Este tipo de videojuegos ha roto el tradicional monopolio del que gozaban antes otros títulos como el Counter Strike –donde dos equipos luchan entre sí divididos en terroristas y antiterroristas y al que se juega habitualmente en red– o los relacionados con el fútbol, como el caso del ISS Pro Evolution.

La Campus también ha sido el escenario elegido por las grandes productoras de videojuegos para presentar en primicia sus últimas incorporaciones a este creciente negocio global e intergeneracional, como el FIFA 2009 y el Mirror's edge.

Ha triunfado asimismo, en el pabellón de ocio, la consola Nintendo Wii, con la que los campuseros han podido probar uno de sus últimos productos, el Wii Fit, la más moderna e interactiva versión digital de la telegimnasia.

La consola Xbox 360 de Microsoft ha montado por su parte un expositor en el que se ha podido disfrutar de juegos como Call of Duty 4, y algunos expositores incluso han organizado concursos para encontrar al mejor grupo de música "virtual" de entre los más de 6.000 participantes con derecho a puesto de esta edición.

Los videojuegos son el entretenimiento al que más tiempo dedican la mayoría de campuseros, por lo que es habitual que acudan bien equipados con mandos, volantes y demás accesorios.

También están quienes han optado, sin embargo, por algún juego de rol, entre los que triunfa especialmente el Warcraft, amén de los nostálgicos que aprovechan la cita para reencontrarse con juegos de hace más de una década, como el Street Fighter.

En la duodécima edición de la Campus Party se ha podido ver cómo muchos, escarmentados de alguna experiencia anterior han acudido a la Feria de Valencia con sillones y sillas de despacho para hacer más cómoda su estancia durante la semana que dura esta cita.

Asimismo, la pantalla TFT plana ha sido la utilizada por más del 90% de los participantes de la Campus, desterrando casi totalmente a los tradicionales monitores de tubo. Los más afortunados han mostrado las excelencias de pantallas con tecnología de alta definición (HD), algunas de ellas de más de treinta pulgadas, y que han sido utilizadas sobre todo para los partidos de fútbol y las batallas virtuales.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios