Menú

Microsoft se rinde y prolonga hasta 2014 el soporte a Windows XP

Microsoft se ha comprometido a proporcionar soporte a Windows XP, que será retirado del mercado el día 30 de este mes, hasta 2014. Hasta ahora, la empresa no daba soporte a sus sistemas operativos pasados diez años desde su lanzamiento. La escasa penetración de Vista en las empresas, que han optado mayoritariamente por mantener XP en sus ordenadores, ha forzado esta medida.

0
Microsoft se ha comprometido a proporcionar soporte a Windows XP, que será retirado del mercado el día 30 de este mes, hasta 2014. Hasta ahora, la empresa no daba soporte a sus sistemas operativos pasados diez años desde su lanzamiento. La escasa penetración de Vista en las empresas, que han optado mayoritariamente por mantener XP en sus ordenadores, ha forzado esta medida.
(Libertad Digital) Microsoft ha anunciado que proporcionará soporte para Windows XP hasta 2014, trece años después del lanzamiento del producto. En una carta enviada esta semana a sus clientes, el Vicepresidente de Microsoft Bill Veghte afirma que proporcionarán parches de seguridad y otras actualizaciones críticas para Windows XP hasta abril de 2014.

"Nuestro soporte continuado para Windows XP es el resultado de nuestro reconocimiento de que la gente mantiene sus ordenadores basados en Windows durante muchos años", ha escrito Veghte. En la carta, Veghte también confirma que Windows 7, la nueva versión del sistema operativo, se lanzará en 2010.

Hasta ahora, Microsoft nunca ha proporcionado soporte a sus sistemas operativos después de diez años desde su fecha de lanzamiento. El soporte para Windows 2000, por ejemplo, terminará en 2010. Pero el escaso éxito de Windows Vista en los mayores clientes corporativos de Microsoft ha forzado a la compañía a tomar esta medida.

Para las empresas, Vista presenta problemas de costes, requiere la sustitución de muchos ordenadores personales capaces de usar Windows XP y tiene problemas de compatibilidad con aplicaciones y drivers antiguos. Todos estos problemas han hecho que muchas empresas hayan preferido seguir usando Windows XP, incluso en los ordenadores nuevos.

Ahora, Microsoft acepta que muchos clientes corporativos nunca usarán Vista, y en todo caso esperarán a que Windows 7 esté disponible. En la carta de Veghte, incluso se anima a los clientes corporativos a seguir adquiriendo Windows XP para los equipos que compren a partir de Julio de 2008, aunque la fecha oficial para la retirada de XP del mercado es el 30 de Junio.

"Es cierto que dejaremos de vender Windows XP como un producto empaquetado en las tiendas, y dejaremos de licenciarlo directamente a los principales fabricantes de ordenadores personales", escribe Veghte, "pero los clientes que necesiten Windows XP podrán conseguirlo".

La licencia de Microsoft permite a los clientes que compran una copia de Windows instalar y ejecutar una versión anterior del sistema operativo sin coste adicional. Así, las empresas pueden adquirir licencias de Windows Vista, e instalar en su lugar copias de Windows XP. Hasta ahora, Microsoft contabilizaba estas ventas como "usuarios de Vista", a pesar de los testimonios en contra.

Microsoft seguirá ofreciendo además una versión de XP a los fabricantes de ordenadores de bajo coste, como Asus. Estos equipos no tienen capacidad para ejecutar Vista, y en caso de no disponer de XP la alternativa sería instalar Linux como sistema operativo. Algo que Microsoft quiere evitar a toda costa, dada la creciente popularidad de estos dispositivos.

Temas

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios