Menú

Ruiz Zafón compone bandas sonoras para las ediciones electrónicas de sus libros

Los libros electrónicos están cambiando el negocio editorial. Las compañías se adaptan, digitalizan sus obras e intentan ofrecer nuevas formas de consumir lo que hasta ahora eran palabras estampadas sobre papel.

0

El mundo editorial está cambiando su estructura para adaptarse a los libros electrónicos. "Lo que estamos haciendo es digitalizar los libros, pedir los derechos a los autores para hacerlo", explicó Santos Palazzi, responsable de Mass Market de Planeta, en una jornada de conferencias sobre el tema organizada en Madrid por la Fundación Telefónica.

"Lo que estamos haciendo es generar una nueva capa de distribución, una plataforma tecnológica para que (las librerías electrónicas) tengan disponibles nuestros libros", añadió. En los últimos meses, los libros electrónicos han ganado presencia con la popularización progresiva de los lectores electrónicos, del tamaño de un libro delgado, que permiten llevar miles de títulos en un bolsillo.

Estos dispositivos, que cuentan con una pantalla similar al papel y que no cansan la vista, están abanderados por el Kindle de Amazon –que ya es el producto más demandado en la tienda online– y el eReader de Sony, aunque cada vez más empresas se suman a esta tecnología. Este mes, la cadena Barnes & Noble presentó su propia versión, el Nook, mientras que Amazon anunció el lanzamiento de su aparato fuera de Estados Unidos, y se espera que las diferentes versiones de lectores sean el producto tecnológico estrella de la próxima temporada navideña.

Valor añadido para los libros electrónicos

Una de las posibilidades que esta tecnología ofrece al mundo editorial, indicó Palazzi, es dar un valor añadido a los libros, que podrán incluir entrevistas con autores, opiniones de otros lectores o incluso bandas sonoras. "(Carlos Ruiz) Zafón es compositor y tiene banda sonora para La Sombra del Viento y El juego del Angel, lo vamos a incluir en los libros electrónicos", comentó.

Pasar de los tomos a los archivos cambiará también la forma de promocionar los libros, añadió, más centrada en la red y en especial en redes sociales como Facebook y Twitter. "La promoción va a ser mucho mas especifica, mucho mas dirigida", dijo.

En cuanto a los posibles peligros que conlleva el salto tecnológico, Palazzi se refirió a la piratería, a la que la industria discográfica culpa de muchos de los problemas que ha sufrido el mundo de la música en los últimos años. Para combatirlo, comentó, las editoriales tendrán que ofrecer algo más que libros. "El editor tiene que ser creador de experiencias (...) el paso a lo digital tiene que ser estratégico, tiene que crear algo complementario al mundo del papel", afirmó.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios