Menú

Sculley explica por qué despidió a Steve Jobs de Apple hace 25 años

Se cumple un cuarto de siglo desde que se desatara uno de los culebrones más grandes de la historia de la industria tecnológica. John Sculley, consejero delegado de Apple, despidió a Steve Jobs, fundador de la empresa y la persona que lo había contratado.

Portaltic/EP
3

John Sculley era un ejecutivo de Pepsi a quien la junta directiva  de Apple había llevado a Cupertino como consejero delegado para supervisar tanto a Jobs como el crecimiento de la compañía: un papel similar al que tiene Eric Schmidt con los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin. Corría el año 1983.

Considerado un genio de la comercialización –había inventado la campaña "Pepsi Challenge"–, Sculley llegó a la empresa con el objetivo de luchar contra las bajas ventas de los ordenadores Macintosh y la necesidad de poner orden al caos creativo que Jobs había desatado. Sculley descubrió pronto que no podía controlar a Jobs y que tendría que dejarle ir, hoy se lamenta. "No he hablado con Steve en más de veinte años", declaró Sculley al portal The Daily Beast."A pesar de que aún hoy no habla conmigo, y creo que nunca lo hará, le tengo una gran admiración".

El enfrentamiento entre Sculley y Jobs surgió cuando el ex directivo de Pepsi lo reemplazó en su papel de supervisor de la división de ordenadores Macintosh, cuyas ventas se habían estancado el año anterior. Así que en 1985 Sculley y el consejo lo dejaron sólo con un cargo de presidente ceremonial.

Aunque Sculley dijo que acepta la responsabilidad, también cree que la junta directiva de Apple debería haber entendido que era necesario que Jobs siguiera en el cargo. "Mi sensación es que probablemente nunca se hubiese roto la relación entre Steve y yo si hubiéramos tenido diferentes papeles", afirmó Sculley. "Tal vez debería haber sido el consejero delegado y yo el presidente. La visión de futuro es una de las funciones que se esperan de una junta directiva".

"Apple está en una posición ventajosa", declaró Sculley. "Los mismos principios en los que Steve es ahora tan riguroso son los mismos que tenía entonces. Pero ahora es mucho más sabio y un mejor ejecutivo".

Restaurado como consejero delegado de Apple en 1997, Jobs es ahora el más respetado del planeta, después de que los productos que Jobs ha impulsado –iPhone, iPod, y iPad– han revolucionado la industria tecnológica. "Predigo", añadió Sculley, "que Apple no sólo pasará a Microsoft en capitalización de mercado, sino que va a ir mucho más allá".

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation