Menú

Será el Gobierno quien decida qué sitios web cerrar

Los internautas pedían dos cosas: que la regulación se tramitara como Ley Orgánica para que hubiera un amplio debate y que fueran los jueces quienes tomaran la decisión de cerrar una web. Al final el Gobierno ha concedido ambas cosas, pero sólo en apariencia.

0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Entrevista de César a Enrique Dans Es la Noche

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Entrevista de César a Enrique Dans" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tienes alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×

La técnica utilizada por Moncloa es ya habitual: proponer una ley impopular y dejar que los críticos se ceben en sus peores aspectos para luego retirar éstos y dejarlos sin argumentos. En general, los internautas se han opuesto desde hace mucho tiempo a la intervención del Gobierno en internet para favorecer los intereses del lobby de la propiedad intelectual, pero centraron sus críticas en la forma subrepticia en que se intentaba pasar la legislación y el órgano administrativo encargado de censurar los sitios web.

Así, al eliminar, al menos en apariencia, ambos problemas, el Gobierno espera poder recuperar la iniciativa en un debate que tenía perdido frente a la opinión pública.

Sin embargo, hay varias trampas en este "afeitado" de la ley. La primera es que en el texto no se modifica ningún aspecto de ninguna Ley Orgánica, tal y como prometió Caamaño en rueda de prensa este viernes. Además, la reforma continúa inserta en la Ley de Economía Sostenible. De modo que se sigue hurtando del debate necesario en el parlamento, al incluirse estas medidas dentro de una legislación más amplia.

Además, según fuentes jurídicas consultadas por Libertad Digital, esta ley no coloca a los jueces en el papel de decidir si un sitio web vulnera o no los derechos de propiedad intelectual de un tercero; ese papel continuará perteneciendo a la Comisión de Propiedad Intelectual, dependiente del Ministerio de Cultura. La Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional se limitará a evaluar si el cierre vulnera los derechos de libertad de expresión.

La llamada Ley Sinde, en definitiva, elimina de las jurisdicciones penal y civil los casos sobre la posible violación de las leyes sobre propiedad intelectual de las webs de enlaces, que no albergan contenidos protegidos sino sólo facilitan encontrarlos en los ordenadores de otros internautas, y permite al Gobierno cerrar cautelarmente estas web. Tendrían que ser los propietarios de las mismas quienes recurrieran la decisión, a sus expensas. A la SGAE y demás gestoras, en cambio, les saldrá gratis, pues será el Gobierno quien defienda sus intereses en los tribunales.

En Tecnociencia

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Vox alcanza los 30.000 afiliados y prepara el traslado a una sede mucho mayor
    2. Comienza a aflorar la suciedad de la Junta andaluza: aparecen 18 tarjetas 'black' de la 'administración paralela'
    3. El rumor sobre Eva González y Lourdes Montes que ha molestado a Cayetano
    4. Anticapitalistas boicotean comercios de Segovia por apoyar a Vox, pero sólo logran que tengan más público
    5. Cuadrillas de taxistas agreden a una periodista de LD y a clientes de VTC: "¡Putas! ¡Fuera!"
    0
    comentarios
    Acceda a los 9 comentarios guardados

    Servicios