Menú

Sinde dice que el canon sube los precios por culpa de los fabricantes

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha afirmado hoy que en España "los fabricantes han trasladado el problema a los consumidores" al repercutir sobre éstos el denominado canon digital. Cabe suponer que cuando suba el IVA, le echará la culpa a las tiendas del aumento de precios.

D.R.Herrera/EFE
0

La ministra ha llegado a estas sesudas conclusiones, que demuestran sus amplios y profundos conocimientos de teoría económica, en un encuentro y debate con unos 60 estudiantes universitarios del Colegio Chaminade, con motivo del Día Mundial de la Sociedad de la Información.

Para Sinde el problema "no es de los consumidores", aunque ha recordado que se puede elegir entre prohibir la copia privada, como en Gran Bretaña, Irlanda o Chipre, o por establecer mecanismos de compensación como el canon, sin que al parecer se le haya pasado por la cabeza la mera posibilidad de que existan más alternativas.

A la espera de que el Tribunal de Justicia de la UE se pronuncie sobre la legalidad y la compatibilidad con el derecho europeo del canon, y a pesar del dictamen de la abogada de la UE, González-Sinde ha señalado que "cuando salga la sentencia, veremos", y ha reconocido que cada cierto tiempo conviene revisar este tipo de iniciativas, que cuando se implantan pueden parecer la solución idónea pero posteriormente pueden ser "mejoradas".

Los universitarios le han preguntado casi en exclusiva sobre el canon y las disposiciones de la Ley de Economía Sostenible, ahora en trámite parlamentario, sobre las que expresaron su desacuerdo. "La ley ahora no garantiza lo suficiente los derechos de propiedad intelectual, que se ven vulnerados", ha aseverado la ministra, quien ha justificado que se pueda cerrar un sitio web desde la administración.

González-Sinde ha ahondado en la forma en que las nuevas tecnologías han provocado la necesidad de un cambio en el modelo de negocio vigente hasta ahora, pero ha precisado que la revolución ha sido tan "rápida y brutal" que no todas las industrias han podido adaptarse a la velocidad requerida, además de la importante inversión que ello requiere. No ha estimado la posibilidad de que el problema ha sido que industrias como la discográfica o la cinematográfica han preferido ejercer presión política como lobby para evitar cambiar su modelo de negocio, objetivo en el que han fracasado.

Esto se demuestra con el ejemplo que ha escogido para presentar su teoría: la empresa Amazon, el gigante de la venta de libros –y ahora muchos otros artículos– en internet, que tardó siete años en obtener beneficios. Una compañía que ha nacido en la red y que no se ha implantado en España, entre otras razones, porque el precio del libro es fijo y no puede ofrecer los descuentos que han sido clave en su éxito en otros países. Una restricción, la del precio único, que mantienen en España los lobbys culturales para perjuicio del consumidor.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco