Menú

Un trabajador de la SGAE graba sin permiso una boda a la que estaba invitado

Una pareja sevillana ha denunciado a la SGAE por grabar sin permiso su boda y emplear el vídeo para exigir a la Hacienda El Vizir un pago por poner música. La novedad es que en esta ocasión no emplearon a un detective sino a un invitado, familiar de la novia.

0
Una pareja sevillana ha denunciado a la SGAE por grabar sin permiso su boda y emplear el vídeo para exigir a la Hacienda El Vizir un  pago por poner música. La novedad es que en esta ocasión no emplearon a un detective sino a un  invitado, familiar de la novia.
Sede de la SGAE

(Libertad Digital) Según informa ABC, existen otros casos en los que la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha grabado bodas sin permiso, además del que ha terminado en una condena de la Agencia Española de Protección de Datos que obliga a la entidad a pagar una multa de 60.000 euros.

El abogado sevillano Joaquín Moeckel representa a una pareja que se casó hace un par de años celebrando la boda en la Hacienda El Vizir, y que fue grabada sin su permiso por un invitado, familiar de la novia, que trabaja en los servicios jurídicos de la SGAE. "No se entiende que el familiar de la novia haya incurrido ante esta ilegalidad, y todo para aportar pruebas en un acto totalmente privado, y sin ningún consentimiento previo de la pareja de novios", indica Moeckel.

Los novios fueron ante un notario y levantaron un acta que fue llevada después a la Asociación de Protección de Datos de los Consumidores (Consudato), para que realizaran la pertinente denuncia a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

"Si la SGAE se hubiera personado con un notario a las tres de la madrugada en ese salón de bodas y hubiera realizado él mismo la grabación y hubiera demostrado que la música estaba protegida, eso hubiera sido completamente legal", aclara Moeckel, para quien, sin embargo, el procedimiento en ambos casos va contra la ley. "A partir de ahora", ironiza el abogado, "el sacerdote que case a una pareja va a tener que preguntarle a los novios si van a emplear o no música en una boda".

Moeckel llevó anteriormente a los tribunales a la SGAE por el caso de la Hacienda Benazuza, a la que la entidad de gestión de derechos de autor quiso cobrar pese a que "no pudieron demostrar en ningún momento qué tipo de música se usó en aquella boda pues nadie pudo entrar en el salón de celebraciones. En ese caso la Sociedad General de Autores y Editores perdió el pleito en primera instancia y en la Audiencia Provincial, incluyéndose el pago de las costas".

Este letrado sevillano también ha demandado a la SGAE por el canon digital, ya que "como abogado, cuando compramos CD's y DVD's para hacer una copia de un juicio que es algo público, ¿por qué tenemos que pagar el canon por este material que en ningún caso va a tener uso privado?"

Temas

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation