Menú

Una campaña antipiratería del Reino Unido equipara la venta de DVDs ilegales con el terrorismo

Los principales estudios cinematográficos del Reino Unido han llegado a un acuerdo para lanzar una nueva campaña en la que denuncian la venta ilegal de contenidos audiovisuales. La iniciativa equipara la piratería con el terrorismo y el tráfico de drogas, y alerta de que contribuye a financiar a bandas terroristas y criminales.

0
(Libertad Digital) La campaña dio comienzo este lunes en Londres bajo el lema "la piratería es un crimen". Se trata de la iniciativa más importante contra la copia ilegal de productos audiovisuales lanzada en el Reino Unido en toda su historia, según recoge la BBC.
 
Las compañías que han unido sus fuerzas invertirán 2,25 millones de euros para convencer a los ciudadanos de que la venta de DVDs piratas contribuyen a financiar a bandas terroristas y criminales. Sólo en el primer semestre del año, las ventas de DVDs ‘piratas’ se triplicaron en comparación con el mismo periodo del año anterior. Según la industria, las pérdidas globales derivadas de las copias ilegales oscilaron entre los 600 y 750 millones de euros el año pasado.
 
Una de las principales preocupaciones de los organizadores es la propagación de estos DVDs piratas en las calles británicas. Según afirman, el 90 por ciento de los CDs contenían una película que todavía no se había estrenado en las salas de cine. En la mayoría de los casos, la grabación se llevó a cabo con una cámara de vídeo. Desde comienzos de esta semana ya pueden adquirirse en el Reino Unido copias de Spider-Man 2, cuyo pase previo se llevó a cabo el pasado lunes.
 
Mafias chinas
 
La Federación Contra el Robo de los Derechos de Autor señaló recientemente que los paramilitares de Irlanda del Norte y los terroristas afganos dirigen la venta de la distribución ilegal de DVDs. La campaña incide que, cuando no están detrás los terroristas, andan los pedófilos, así como los traficantes de drogas y personas. Aun así, los propios organizadores de la campaña reconocen que, fundamentalmente, la venta ilegal de productos audiovisuales está organizada por mafias chinas “que fuerzan a inmigrantes ilegales a vender DVDs ilegales en las calles”.
 
Jonathan Ross, que encabeza la iniciativa, reconoció haber comprado DVDs ‘piratas’ en el pasado, aunque trató de justificarse aduciendo que fue un error.
 

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso