Menú

Una página web acusa a Google de atacar su libertad de expresión por haberle penalizado en las búsquedas

Cuando la lucha en los tribunales contra el requerimiento de información por los Estados Unidos parece empezar a salirle bien a Google, la compañía de Internet se enfrenta a una nueva demanda ante el juez. En este caso se trata de una página web que entiende que ha sido degrada en el rango de páginas del buscador sin causa justificada. La página, KinderStart.com, ofrece consejos en línea a los padres, y demanda a Google daños financieros por su decisión de rebajarle el rango.

0
Cuando la lucha en los tribunales contra el requerimiento de información por los Estados Unidos parece empezar a salirle bien a Google, la compañía de Internet se enfrenta a una nueva demanda ante el juez. En este caso se trata de una página web que entiende que ha sido degrada en el rango de páginas del buscador sin causa justificada. La página, KinderStart.com, ofrece consejos en línea a los padres, y demanda a Google daños financieros por su decisión de rebajarle el rango.
(Libertad Digital) KinderStart.com ha llevado por lo civil a Google ante el juzgado de distrito de San José, en California, alegando que en marzo de 2005 el buscador penalizó al sitio en sus rankings de búsqueda sin previo aviso, causando con ello lo que considera "cataclismo" en el número de personas que visitan su página del 70 por ciento. Esta notable caída en la audiencia de la página causó una merma en los ingresos del 80 por ciento. Cuando Google tomó la decisión sobre el rango de KinderStart.com, la página tenía diez millones de páginas vistas por mes. La empresa alega que tanto en el buscador de Microsoft MSN como en Yahoo la página está en el rango máximo.
 
El proceso contra Google entiende que "Google generalmente no informa a los sitios de Internet de que han sido penalizados ni les explica en detalle porqué la página ha sido penalizada". Con el objetivo de tener una mayor relevancia en la red, es muy común que empresas y páginas web desarrollen estrategias para alcanzar un mayor rango que desvíe una mayor parte del tráfico en Internet hacia sus sites. Google vigila estas prácticas, y cuando considera que son abusivas penaliza a las páginas que las llevan a cabo.
 
KinderStart.com, alega que la decisión de Google atenta contra su derecho constitucionalmente reconocido a la libertad de expresión. La página se queja de que una vez Google penaliza una site, es muy difícil contactar con ella para que reconsidere su decisión y restituya el rango o simplemente le envíe un informe con las razones que le llevaron a penalizar la dirección. La demanda ha sido admitida a trámite, por lo que el asunto está sub iudice.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad