Menú

Windows 7: lo que debió ser Vista

A estas alturas, ni siquiera la propia Microsoft oculta que Windows Vista ha sido un fracaso, especialmente en el mundo empresarial, que se resiste como gato panza arriba a instalarlo. Dada la situación, la compañía ha puesto todas sus esperanzas en Windows 7. ¿Responderá a las expectativas?

0
A estas alturas, ni siquiera la propia Microsoft oculta que Windows Vista ha sido un fracaso, especialmente en el mundo empresarial, que se resiste como gato panza arriba a instalarlo. Dada la situación, la compañía ha puesto todas sus esperanzas en Windows 7. ¿Responderá a las expectativas?
Las capacidades táctiles de Windows 7

LD (Daniel Rodríguez Herrera) Pese a que pudiera parecer lo contrario, Windows 7 no es Windows 7. Todas las versiones del sistema operativo, pese a recibir nombres como Windows 98, XP o Vista, tienen un número de versión. Y si el de Windows Vista era el 6, el de Windows 7 es el 6.1. Esto quiere decir que aunque se nos venda como un gran cambio respecto a su predecesor, internamente va a cambiar poco y las principales diferencias estarán en el interfaz de usuario.

El ser conscientes de los límites de esta nueva versión no es una crítica. Al fin y al cabo, Windows XP tenía como número de versión 5.1, siendo Windows 2000 la versión 5. Y no cabe duda de que XP ha sido el mejor y más exitoso sistema operativo vendido por Microsoft. Tanto que los usuarios se han negado a abandonarlo.

Cuando Windows Vista se lanzó al mercado, aparte de sus numerosos fallos propios, pecó de prematuro. El nuevo sistema de seguridad requería que muchas aplicaciones se adaptaran para evitar que su funcionamiento normal lanzara el odioso User Access Control (UAC), esa ventana que nos pedía confirmación para permitir a los programas hacer cosas que Windows consideraba "peligrosas". Y los desarrolladores aún no habían cambiado esas aplicaciones. Además, Vista introducía una nueva arquitectura para los controladores de dispositivos, o drivers, que la mayoría de fabricantes aún no había publicado para cuando se lanzó el sistema operativo. Se podían emplear los antiguos, pero eso perjudicaba al rendimiento del sistema. Con lo cual, su funcionamiento en los ordenadores reales de usuarios reales era aún peor que en los equipos perfectamente adaptados.

En definitiva, el "ecosistema" de Windows –que es como llama Microsoft a las aplicaciones y controladores de dispositivos desarrollados por terceros– no estaba preparado para Vista. Sin embargo, al no existir cambios internos significativos, la compatibilidad está garantizada. El equipo dirigido por Steven Sinofsky se centrará, por un lado, en optimizar el sistema operativo para que sea más rápido y consuma menos recursos y, por el otro, en renovar el interfaz de usuario para que sea más cómodo de usar. Lo primero ha quedado demostrado cuando esta pre-beta ha podido ejecutarse sin problemas en varios ultra-portátiles, que son los ordenadores menos potentes que se venden actualmente. Pero es en lo segundo donde hay más novedades que contar.

La barra de tareas

El cambio que más van a notar los usuarios está en la barra de tareas, que ha permanecido fundamentalmente inalterada desde Windows 95. Al igual que el Dock de Mac OS X, aunque sin el espectacular efecto de aumento de los iconos cuando se posa sobre ellos el ratón, al menos por ahora, convivirán tanto las aplicaciones que se están ejecutando como las que deseamos fijar ahí porque las llamamos a menudo.

Barra de tareas de Windows 7

Aquellas que estén funcionando tendrán un borde. Al pasar el ratón sobre ellas mostrarán, como en Vista, una imagen de la ventana de la aplicación. Una novedad es que cada programa podrá controlar qué se muestra. Internet Explorer 8, por ejemplo, enseña una imagen por cada una de las pestañas que tengamos abiertas y nos permitirá acudir directamente desde ahí a la pestaña que nos interese. Otro cambio, no disponible en la versión que Microsoft ha distribuido, es que mientras tengamos posado el ratón sobre la imagen de una ventana se nos mostrará esa ventana, lo que facilita que podamos, por ejemplo, consultar una página web mientras escribimos un documento sin necesidad de cambiar de tarea.

Otra novedad importante es que las aplicaciones que estén en la barra de tareas, tanto las que se estén ejecutando como las que no, dispondrán de un menú desplegable llamado "jump list" en el que podrán incluir las opciones que quieran. Algunas de ellas, como la lista de los últimos ficheros abiertos, estará ahí automáticamente en la mayor parte de las aplicaciones, sin necesidad de adaptarlas a Windows 7.

Botón en la barra de tareas para ver el escritorioPor último, a la derecha de la zona de notificaciones, que Microsoft espera que con esta nueva barra de tareas y sus "jump lists" se emplee sólo para eso, para notificaciones, habrá un botón que nos mostrará al pulsarlo el escritorio y los gadgets que tengamos instalados.

Bibliotecas

Cuando se estaba desarrollando Windows Vista, se abandonó el proyecto de crear un sistema de archivos llamado WinFS y que tendría capacidades y funciones de base de datos. Además de facilitar el indexado y posterior búsqueda de contenidos dentro de nuestros discos duros, la principal novedad que debía traer el sistema de cara al usuario eran las llamadas "carpetas virtuales", que no serían más que agregadores de contenido que tuviéramos almacenado. Por ejemplo, una carpeta virtual podría ser "todos los ficheros MP3" y que al acceder a la misma tuviéramos acceso a toda nuestra música, estuviera donde estuviera dentro del ordenador.

En Windows 7 sigue sin haber ni rastro de WinFS, pero se ha incorporado una nueva característica llamada Libraries (que esperemos se traduzca como "biblioteca" y no como "librería") que permite agregar en un mismo lugar nuestros directorios de documentos, vídeos, música o fotografías.

Explorador de Windows 7 mostrando las bibliotecas

No es un sistema automático, como podría ser WinFS, pero es una mejora respecto a obligarnos a tener nuestros datos en los directorios que Microsoft creía más adecuados para ello.

Otros cambios de interfaz

Dado que Steven Sinofsky fue el responsable de Office 2007, era de esperar que algunas aplicaciones clásicas de Windows como Paint o Wordpad incluyeran la principal novedad de esa versión, el sustituto a los menús y barras de herramientas: la cinta o "ribbon". A muchos usuarios les ha supuesto un verdadero quebradero de cabeza la adaptación a este nuevo sistema, lo cual no quita que haya sido una enorme mejora sobre el anterior, que empieza a dar sus frutos tras un breve periodo para acostumbrarse.

La barra lateral ha desaparecido, y los gadgets podrán colocarse en cualquier parte del escritorio. La mayor facilidad para acceder a él gracias a la nueva barra de tareas permite que no se eche tanto de menos tenerlos siempre visibles, aunque habrá usuarios a quienes no les convenza el cambio. Las ventanas cambiarán de tamaño al acercarlas a los bordes, ya sea para maximizarse o para acoplarse a un lado u otro de la pantalla. Windows 7 estará también mucho mejor capacitado para funcionar con control táctil y aunque posiblemente no muchos usuarios saquen partido de esta posibilidad, es una de las cosas más espectaculares de esta nueva versión y que más partido publicitario tendrán.

Device Stage

Ejemplo de Device Stage

Otra novedad importante que no ha visto la luz en la versión pre-beta es el llamado Device Stage, cuya misión es simplificar la conexión de los cada vez más numerosos dispositivos electrónicos al ordenador. Hasta ahora era habitual que cada fabricante de impresoras, reproductores MP3, teléfonos móviles, cámaras, etc. dispusiera de sus propias aplicaciones para acceder a sus distintas funciones. Windows 7 ofrecerá un interfaz común a todos los dispositivos de este tipo desde el cual se ofrecerá el acceso a esas aplicaciones o a las propias del sistema operativo para esas funciones.

Conclusiones

Aunque Windows 7 sea una versión en principio menor, no cabe duda de que traerá un buen número de cambios que parecen ir bien encaminados y que, como sucediera en su día con XP, harán de esta nueva edición del sistema operativo más utilizado en el mundo algo que sus usuarios reciban de buen grado. Falta hacía después del desastre que ha supuesto Vista para Microsoft y para una buena parte de los usuarios de Windows.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios