Menú

Madrid

Almeida carga contra Distrito 14, que tuvo el apoyo de Ahora Madrid: "Cree que los demás no tienen sus derechos"

Miembros del grupo ultraizquierdista Distrito 14 agredieron ayer a un joven que participaba en Moratalaz en una cacerolada contra el Gobierno.

0
Miembros del grupo ultraizquierdista Distrito 14 agredieron ayer a un joven que participaba en Moratalaz en una cacerolada contra el Gobierno.
Barcelona, Sevilla, Madrid: las caceroladas contra el gobierno de Sánchez se extienden por toda España

Hace casi cuatro años varios miembros del grupo ultraizquierdista Distrito 14 fueron detenidos. La Policía les acusaba de delitos de desórdenes públicos y lesiones agravadas por motivos ideológicos y amenazas por realizar lo que denominaban "la caza al pijo" durante las fiestas del madrileño barrio de Moratalaz.

Esta "caza" consistía en amenazar y atacar a cualquier persona que vistiera ropa de marca al grito de "fachas de mierda" y "nazis fuera". Y así lo hicieron: agredieron brutalmente a varias de ellas y causaron graves desórdenes públicos. Durante las citadas fiestas se reunían en la caseta que regentaban y desde allí se dirigían a zonas de "jóvenes pijos" –como a la caseta que había colocado Ciudadanos– donde protagonizaron "agresiones indiscriminadas" y apuñalaron en la cara a un joven que tuvo que ser operado. A otro le pegaron también en la cara, provocándole la pérdida de varias piezas dentales.

Este suceso tuvo repercusiones políticas importantes en el seno del Palacio de Cibeles. Y es que Ahora Madrid –en aquel momento al frente del gobierno de la ciudad– apoyó a Distrito 14. El partido de Manuela Carmena en Moratalaz sacó un comunicado donde mostró su apoyo a los agresores y pidió su puesta en libertad. Es más, el entonces concejal presidente del distrito, Pablo Carmona, habló ante los medios días después en la rueda de prensa que ofreció el colectivo ultraizquierdista para defender su "presunción de inocencia".

"Ayer no hubo dos bandos enfrentados"

Cuatro años después, este colectivo vuelve a ser protagonista por agredir a un joven que participaba en la cacerolada en este distrito madrileño. Este jueves el alcalde de Madrid se ha referido a ello al ser preguntado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. José Luis Martínez Almeida, que ha recordado estos hechos, ha expresado su condena "total y absoluta" y ha querido dejar atrás cualquier atisbo de equidistancia: "Los incidentes no se produjeron ayer como consecuencia de una concentración pacífica sino como consecuencia de una banda que hay en Moratalaz que se denomina Distrito 14, que entiende que los demás no tienen los mismos derechos que tienen ellos".

"Ayer no hubo dos bandos enfrentados. Ayer lo que hubo fue una concentración pacífica – que yo sepa estas concentraciones (las denominadas caceroladas) en la ciudad de Madrid todavía no han producido ni un sólo incidente–". Lo que ocurrió después es consecuencia de que "hay personas que no respetan los derechos que nos corresponden a todos y que, por tanto, no respetan el derecho constitucional a la manifestación y a la protesta, y en este caso a que se puedan emitir opiniones discrepantes respecto al Gobierno de la nación", subrayó el alcalde.

"Vamos a perseguir toda conducta que sea intolerante con el ejercicio de los derechos de los madrileños. No cabe la intolerancia y no cabe la violencia en la ciudad de Madrid. Y menos aún cabe la violencia de la que se revisten todos aquellos que entienden que sus derechos están por encima de los demás", manifestó Almeida.

SFCQt1UngIHSZYicu

El agredido: un taxista sin trabajo

Según publica este jueves El Mundo, la víctima se llama Alberto, un joven taxista que era la primera vez que bajaba a la calle y que se manifestaba de forma pacífica, según ha explicado él mismo a sus compañeros, a los que ha contado también que es un autónomo que había salido a protestar tras estar dos meses sin trabajar. Pertenece a la Asociación Gremial del Taxi y ya se ha puesto en contacto con los abogados de la entidad para iniciar las correspondientes acciones judiciales.

Fue trasladado al Hospital Gregorio Marañón, con una herida en la cabeza, donde fue dado de alta a las dos de la mañana.

En España

    0
    comentarios

    Servicios