Menú

Madrid

Madrid activa el nivel de preemergencia ante el riesgo de inundaciones y alerta sobre rachas de viento fuertes

Las lluvias que se esperan no serán torrenciales, pero dada la acumulación de nieve que trajo Filomena se corre el riesgo de inundaciones.

0
Las lluvias que se esperan no serán torrenciales, pero dada la acumulación de nieve que trajo Filomena se corre el riesgo de inundaciones.
EFE

La Comunidad de Madrid ha activado este martes, a través de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM112), el nivel de preemergencia del Plan Especial de Protección Civil ante el riesgo de inundaciones en la Comunidad de Madrid (InunCAM), que se basa en la previsión meteorológica que anuncia lluvias a partir de este miércoles en la región.

Las lluvias que se esperan no serán torrenciales pero dada la presencia aún de abundante nieve helada en cornisas, cubiertas de edificios y calles como consecuencia de la borrasca Filomena, se pueden producir inundaciones cuando esta nieve se empiece a derretir. Con esta decisión, se pretende alertar a las distintas administraciones, así como a los ciudadanos que se puedan ver afectados por un episodio de inundaciones.

Así, desde el pasado sábado 16 de enero, la Comunidad de Madrid está solicitando a ayuntamientos, organismos y servicios de mantenimiento de carreteras la limpieza de sumideros, alcantarillado e imbornales con el objetivo de facilitar la evacuación del agua generada por el deshielo

Durante esta fase, no se considera activado InunCAM, pero puede dar lugar a su activación con la fase de emergencia si se confirman esos episodios de inundaciones de manera inminente. En caso contrario, el nivel de preemergencia finaliza dando lugar a una situación de normalidad, explican desde la CAM. De momento lo que se hace es poner en situación de prealerta a ayuntamientos, organismos y administraciones en previsión de las lluvias débiles o moderadas que, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), se esperan a partir de este miércoles en la región.

Además se da la circunstancia de que tras casi 10 días de bajísimas temperaturas, Aemet advierte de que a partir de la próxima madrugada se espera una subida importante de las temperaturas mínimas, dejándose de producir heladas, un ascenso del termómetro que continuará también el jueves, lo que contribuye también a que la nieve acumulada comience a derretirse.

El frente atlántico irá acompañado además de vientos flojos, pero con rachas en la ciudad de Madrid que podrían alcanzar los 40 km por hora, y tanto jueves como viernes las rachas de viento que podrían ser más intensas.

Objetivo: conseguir que el Metro no se inunde

Además, se ha activado un dispositivo en el Metro y en la red de carreteras regionales. El operativo de Metro incluye la revisión periódica y limpieza de los sumideros de los accesos, así como del funcionamiento de los pozos de bombas pluviales, entre otras instalaciones. El suburbano también comprobará los pasillos y andenes de las estaciones, con especial hincapié en aquellas que suelen quedar más afectadas con las lluvias.

Desde el puesto de control central se coordinará a los equipos de limpieza, que tendrán especial atención para mantener limpias las áreas de tránsito y, en particular, las zonas de andén utilizadas para la entrada y salida de los trenes, aseguran desde el Ejecutivo regional. Se retirarán también restos de los sumideros y se levantarán arquetas o rejillas para que los desagües traguen con más rapidez, en caso de que sea necesario. Asimismo, en todos los depósitos de Metro se va a procurar que los trenes estén siempre a cubierto, en la medida de lo posible, señalan desde la Comunidad de Madrid.

Actuación en las carreteras

En el caso de los más de 2.500 kilómetros de la red de carreteras competencia de la Comunidad de Madrid, el gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha puesto en marcha un dispositivo preventivo centrado en el mantenimiento de las instalaciones de drenaje, que recientemente ya se habían revisado en previsión de la llegada de la borrasca Filomena.

Precisamente debido a la acumulación de nieve y hielo en las carreteras, se ha reforzado la vigilancia del estado de la calzada, cunetas, sumideros y obras de drenaje. Además, se ha movilizado personal y vehículos para limpiar los enlaces y otros puntos clave de las vías.

Asimismo, mientras dure el episodio de precipitaciones, se activarán los vehículos que no estén ocupados en la retirada de nieve para revisar la calzada y atender las posibles incidencias que pueda causar el agua. En este sentido, están preparadas máquinas de limpieza, bombas de achique y, en caso de que sea necesario, está previsto que se puedan utilizar, incluso, máquinas quitanieves para retirar el barro de las carreteras. A la hora de llevar a cabo todas estas actuaciones, se dará prioridad a puntos como la red principal de carreteras competencia de la Comunidad de Madrid o las conexiones y accesos a hospitales, entre otros.

En España

    0
    comentarios

    Servicios