Menú

Madrid

El 'dream team' de mujeres al que Pedro Sánchez confía la derrota de Ayuso... en dos años

Mercedes González, la nueva delegada del Gobierno en Madrid, es la ‘otra pata’ de Hana Jalloul para heredar Madrid.

0
Mercedes González, la nueva delegada del Gobierno en Madrid, es la ‘otra pata’ de Hana Jalloul para heredar Madrid.
Hana Jalloul y Mercedes González | LD

La mejor evidencia de que Pedro Sánchez ha enfriado ya toda expectativa de gobernar en la Comunidad de Madrid es la profunda reconstrucción de la federación madrileña en la que han descabezado alcaldías y recolocado los primeros puestos de las listas con quienes serán los futuros liderazgos en Comunidad y Ayuntamiento. Una apuesta de futuro con la que el presidente del Gobierno continúa su operación para recuperar poder territorial aunque, en el caso de Madrid, habrá que esperar dos años hasta las elecciones municipales y autonómicas de 2023, dado que en estos momentos la actual superioridad demoscópica de Ayuso augura que será "casi imposible" la suma de un gobierno de izquierdas.

Pedro Sánchez tira la toalla pero se consuela con que la actual presidenta popular, Isabel Díaz Ayuso, se vea obligada a pactar con Vox, poniendo en bandeja al PSOE la artillería para los dos años que restan de legislatura: "la entrada de la ultraderecha en el primer gobierno en España". Un ariete que empujarán las mujeres en las que Pedro Sánchez piensa para heredar Madrid.

Un ‘dream team’ del que forma parte la número dos de la candidatura de Ángel Gabilondo, Hana Jalloul, que tiene muchas papeletas para sucederle como candidata a las elecciones de 2023 pero que, según fuentes socialistas, "tendrá que ganárselo". Pero hay otro nombramiento reciente de gran calado político, el de la actual delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, en sustitución de José Manuel Franco. Dos mujeres llamadas a ocupar puestos relevantes en 2023, año de elecciones tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento, y con las que se contará a nivel orgánico de cara a la renovación del partido tras el 40º Congreso Federal del PSOE en octubre de este 2021 y el congreso posterior del PSOE-M.

González, ya exconcejala del Ayuntamiento de Madrid se define como "una mujer fuerte, firme, decidida y valiente". No es sectaria, como bien demuestra la amistad personal que mantiene con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, de la que hizo gala en su despedida en el Ayuntamiento hace unas semanas. Presume de ser un perfil aguerrido pero "con corazón". Una mujer que está en la mirilla de Pedro Sánchez desde hace años por su carácter pasional y capacidad política. Sus partidarios hablan de una mujer "valiente y muy capaz" y, su mayor seña de identidad, que "tiene hambre" y ganas de comerse Madrid a diferencia de sus predecesores en la capital.

En su discurso de despedida, González dejó claro que Madrid es su "lugar en el mundo, lo que mejor se hacer y para lo que he nacido". Y no le hizo falta prometer que "volverá" tras esta marcha temporal porque "no me voy a ir de aquí jamás". Y es que en realidad Mercedes García no se va sino que se queda para ser promocionada en su espacio natural. Se le ofrece un puesto que ofrece una enorme visibilidad, una plataforma de gran valor para quien sepa aprovecharlo y que pedro Sánchez ofrece a Mercedes García para contrarrestar a Isabel Díaz Ayuso. Un puesto que no supo aprovechar el actual ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, en quien se pensó como cabeza de cartel para el Ayuntamiento hace dos años, y en el que hoy hay depositadas grandes esperanzas.

Jalloul y González se suman a otras mujeres como la actual presidenta del Senado, Pilar Llop, o la ministra de Industria, Reyes Maroto, que, según fuentes socialistas, "forman parte de una federación en la que es muy difícil despuntar" y que está plagada de "mujeres muy válidas con perfiles técnicos" y que estaban "enterradas" por las familias del PSOE-M, como bien demuestra que "Beatriz Corredor no logró ser nunca candidata" y hoy es la presidenta de Red Eléctrica. Una federación que "se come" el capital político y a quien ahora se abre una posibilidad después de que el secretario general del PSOE madrileño, José Manuel Franco, "ya ha dicho que no repetirá".

Con tantos puestos vacantes, tanto en el plano orgánico como en las listas para 2023, algunas piden paso mientras se produce un cambio de estrategia en el equipo de Pedro Sánchez: cambiar los fichajes por potenciar al capital femenino del PSOE madrileño, ya que los fichajes pasados como Pepu Hernández en el Ayuntamiento no han salido bien. "Ganamos las primarias pero perdimos las elecciones", explican quienes piden menos golpes de efecto y más carrera de fondo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot