Menú

Madrid

La relación Ayuso-Monasterio que podría determinar el gobierno de Madrid

¿Qué pasará en la CAM tras el 4 de mayo si la derecha suma mayoría?¿Querrá Vox entrar en el Gobierno?

0
¿Qué pasará en la CAM tras el 4 de mayo si la derecha suma mayoría?¿Querrá Vox entrar en el Gobierno?
Isabel Díaz Ayuso y Rocío Monasterio. | Cordon Press

El próximo día 5 de mayo puede ser un día decisivo para Isabel Díaz Ayuso y Rocío Monasterio. Si el Partido Popular y Vox suman los apoyos suficientes para lograr los 69 escaños de la mayoría absoluta en la Comunidad de Madrid, estas dos mujeres, con perfiles muy distintos pero unidas por su defensa de la libertad y su férrea oposición al comunismo, se verán obligadas a entenderse.

No comparten generación, Ayuso nació en 1978 y Monasterio en 1974; ni orígenes, una de Madrid, la otra de Cuba. Tampoco educación, una periodista y la otra arquitecta; ni situación personal, una soltera sin hijos y la otra casada y con cuatro hijos, pero podrían acabar trabajando codo con codo si, como auguran las encuestas, PP y Vox superan a la izquierda.

La relación entre ambas

Ayuso y Monasterio no son Casado y Abascal. La ruptura del primero con el líder de Vox que tuvo lugar en la moción de censura contra Pedro Sánchez el pasado mes octubre, no tuvo grandes consecuencias para la relación de las dos dirigentes madrileñas. En los últimos meses, Vox ha respaldado al PP en la Comunidad de Madrid "bastante más que su socio de gobierno, Ciudadanos", y así lo reconocen los populares en conversaciones privadas. "Nos hemos comportado de forma más leal con Ayuso que Génova", aseguran, por otro lado, desde la formación de Abascal.

Ayuso está agradecida por ello y por esa razón, no se le ha podido ver lanzando "ataques sin sentido" a Vox. "Cuando les hemos tenido que criticar, lo hemos hecho, pero la presidenta nunca les ataca por atacar, no es su estilo", aseguran desde su equipo.

En Vox también optan por confrontar con Casado en lugar de hacerlo contra Ayuso. Ambas formaciones recuerdan que durante las negociaciones presupuestarias en la CAM, los dirigentes regionales de Vox llegaron a ejercer de "mediadores" entre PP y Cs ante la mala relación que mantenían Ayuso y Aguado, especialmente por las deslealtades y ataques permanentes de este último contra el Gobierno del que formaba parte.

Fuentes de Vox admiten que existe buena sintonía con el equipo económico de la presidenta, aunque insisten en la necesidad de aprobar medidas más ambiciosas para recortar el gasto público, especialmente lo que llaman "gasto político", y poder así reducir impuestos, favoreciendo sobre todo a los sectores más castigados por la pandemia como el de la hostelería, uno de los sectores que se ha rendido ante Ayuso en los últimos meses.

Aprobar los presupuestos, por tanto, no será un escollo si el PP logra la mayoría suficiente para gobernar, puesto que las negociaciones ya estaban muy avanzadas y tenían cerrados varios acuerdos que podrían mantenerse en la siguiente legislatura. Ambos partidos admiten que con Ignacio Aguado fuera, será más fácil limar posibles asperezas.

ayuso-monasterio-aguado.jpg

Las esperanzas del PP a partir del 4M

La buena relación entre ambos equipos, esperan los populares madrileños, que se traduzca en un apoyo de Monasterio a la investidura de Ayuso si ambas formaciones alcanzan la mayoría absoluta. Un respaldo que Vox ha confirmado desde el primer momento.

Las encuestas internas que manejan en el PP apuntan a que Ayuso podría alcanzar hasta los 55-60 escaños por lo que necesitaría a Vox para llegar a los 69. Los sondeos de los populares sitúan a los de Monasterio en torno a los 15-18 escaños, en sintonía que los que maneja también Vox, lo que daría a la derecha una mayoría amplia.

Eso sí, creen desde el PP madrileño que con estos números, Vox no pedirá entrar en el gobierno, lo que les facilitará un ejecutivo en solitario con apoyo externo. "Tampoco creemos que a Vox le convenga entrar en un gobierno que va a durar menos de dos años hasta las próximas elecciones porque Abascal tendría más difícil criticar al PP si forma parte de uno de sus ejecutivos autonómicos", añaden.

Las previsiones de Vox

Por su parte, Vox sigue sin deshojar la margarita sobre su posible petición de entrada en el gobierno. "Lo importante ahora es sumar para evitar un gobierno de izquierdas", aseguran fuentes del partido, que insisten en que todo dependerá del resultado.

Sin embargo, admiten que si se quedan por debajo de los 15 escaños será difícil reclamar entrar en el gobierno. Si obtienen en torno a 20 escaños la situación cambiaría y "casi se verían obligados" a formar parte del mismo. "Tenemos equipo y cuadros suficientes para gobernar en Madrid", presumen en cualquier caso.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD