Menú

Madrid

Madrid pide al Gobierno que los médicos puedan gestionar las bajas y altas de asintomáticos a la vez

Ha elevado esta propuesta al INSS para tratar de reducir a la mitad los trámites administrativos y aliviar la carga de trabajo de los médicos.

Madrid pide al Gobierno que los médicos puedan gestionar las bajas y altas de asintomáticos a la vez
Personal sanitario del centro de salud de la calle de General Ricardos, en Madrid. | EFE

La consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha propuesto al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) que los médicos puedan emitir los partes de baja y alta laboral a la vez para los enfermos de covid-19 asintomáticos con test positivo, con el fin de reducir a la mitad los trámites administrativos.

En estos casos el periodo de aislamiento, y por tanto de baja laboral, que se tiene que mantener es de siete días, salvo complicaciones. Los empleados que se encuentran en esta situación y no pueden teletrabajar necesitan contactar con su médico al menos en dos ocasiones: al inicio del proceso, para emitir el parte de incapacidad laboral temporal -baja laboral- y al final, para recibir el alta y reincorporarse a su puesto de trabajo. Esta doble consulta con el centro de salud, en estos momentos, supone una importante carga en las agendas de los profesionales de Atención Primaria.

El real decreto 625/2014 que regula la gestión y el control de los procesos por incapacidad temporal ya recoge una excepción que solo haría falta extender a los asintomáticos con covid: si el tiempo de baja va a estar entre uno y cuatro días, el médico puede emitir, en el mismo acto, la baja y el alta, siempre a expensas de que no se produzca un empeoramiento en el estado de salud. Por lo tanto, la propuesta de Sanidad pasa por solo extender esa excepción a los casos Covid.

La Dirección General de Inspección y Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid entiende que es posible ampliar la posibilidad de emitir a la vez el parte de alta y baja a las cuarentenas para trabajadores asintomáticos con test Covid positivo, establecido en siete días, siempre que no aparezcan complicaciones de la enfermedad. Se evita así una segunda consulta con el médico, lo que supone ahorro de tiempo al ciudadano, y reduciendo así la carga de trabajo que están soportando los centros de salud. Las bajas tendrían una duración exacta y se elude su prolongación innecesaria por causas no clínicas ni de salud pública.

"Una actividad por encima de 30.000"

"Lo que queremos es ayudar y colaborar con la Sanidad Pública y con los centros de salud, que están ahora con una carga excesiva por la tramitación de las mismas", ha defendido la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, durante un acto en Pozuelo de Alarcón.

Esta medida, según ha detallado el consejero de Sanidad de la Comunidad, Enrique Ruiz Escudero, busca reducir la actividad que esta tramitación de las bajas conlleva para los médicos de los centros de salud. "El acumulado del fin de semana de las bajas autotest más bajas que dan los propios médicos más las altas de la semana pasada ha generado una actividad por encima de 30.000 y no puede ser que tengamos tanta actividad solo desde el punto de vista burocrático", ha explicado en declaraciones a Onda Madrid recogidas por Europa Press.

"Ya está pedido (al Ministerio) y a la espera de respuesta. Es una medida que estoy convencido que van a estar de acuerdo todas las comunidades autónomas y la pandemia nos ha enseñado que hay que ser muy ágiles y adelantarnos a lo que pueda venir", ha alegado.

"Explorar otras vías"

Asimismo, el consejero madrileño de Sanidad también ha abogado por "explorar otras vías distintas" como el papel de las mutuas o de otros profesionales sanitarios con el objetivo de que esos "huecos" puedan ser ocupados "por pacientes que sí necesitan una demanda asistencial, que es lo que tratamos de priorizar". "Tratamos que toda la actividad de nuestra Atención Primaria se oriente a la parte asistencial o de prevención", ha recalcado el máximo responsable de la Sanidad madrileña.

La Mesa de Atención Primaria del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (Icomem) reclamó la pasada semana la puesta en marcha de medidas "excepcionales" que permitan la desburocratización de los centros de salud y que estaba "bloqueando" la capacidad asistencial de los médicos de familia y pediatras de este primer nivel asistencial. Entre otras, reclamó la modificación de la legislación de la incapacidad temporal (IT) derivada de la infección por SARs-Cov-2 "simplificando aspectos burocráticos absurdos" y ampliar la misma al resto de patologías.

El objetivo, ha reseñado, sería el de evitar "la sobrecarga burocrática que no aporta valor de la Atención Primaria, en la línea presentada por las Vocalías de Atención Primaria Rural y Urbana de la Organización Médica Colegial (OMC).

Asimismo, apostó por extender la posibilidad de tramitación de la IT a todos los facultativos del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) que realizan el reconocimiento del paciente, al tiempo que se pone en marcha un "refuerzo real" de la Atención Primaria.

Temas

En España

    0
    comentarios