Menú

Madrid

Mónica García brama contra el "bullying político" de Ayuso y ésta responde: "A la política se viene llorado de casa"

"Si no soporta la presión de quedar en evidencia un pleno tras otro, haga como dicen los señores del PSOE: no digo que la cesen, sea sustituida".

Mónica García brama contra el "bullying político" de Ayuso y ésta responde: "A la política se viene llorado de casa"

Mónica García está dolida con Isabel Díaz Ayuso. Mucho. Así lo manifestó este jueves durante la sesión de control en la Asamblea madrileña, donde a modo de letanía enumeró todas las faltas y desdenes que, a su juicio, tiene la presidenta de la Comunidad con ella, a quien llegó a acusar de hacer "bullying político e institucional".

Pero si hay algo que escoció especialmente a la líder de la oposición en la Cámara regional fueron las palabras que Ayuso le dedicó la pasada semana. "La típica pregunta suya que no la hace para fiscalizar la labor de gobierno, que es lo que debería hacer, sino para desahogarse y hacer terapia conmigo, que seguro que se lo agradecen en su casa. Así que coja la pistola y dispare", le espetó.

La "reflexión sobre la calidad de las sesiones de control"

Hasta tal punto molestó este comentario a la dirigente de Más Madrid que decidió, una semana después, "no hacerle una pregunta al uso" a la jefa del Ejecutivo regional sino "una reflexión sobre la calidad de estas sesiones de control al Gobierno, que usted convierte jueves tras jueves en un barrizal irrespirable". Así las cosas, para prepararse su intervención de este jueves, García se repasó "las sesiones del último año" y de ellas escogió algunos de los términos empleados por Ayuso para recitárselos "en orden alfabético".

También, las "cosas que ha dicho de mí, a la postre la líder de la oposición": "Que estoy desesperada, que tengo la cara mustia, que sonría un poco más, que pongo cara de asquillo, que me hago tirabuzones peperos en el pelo, que si vivo así o asá, que si como esto o lo otro, que si bailo o dejo de bailar y que si trabajo más o menos".

Pero para Mónica García, Ayuso "cruzó todos los límites" con su comentario de la semana pasada. "Pase que me insulte a mí, pero no voy a permitir que utilice la salud mental como arma arrojadiza política ni que estigmatice a la gente que va a terapia porque la salud mental es uno de los mayores problemas de esta región y debería ser una de sus mayores preocupaciones".

Avisó, no obstante, de que no va a renunciar a "hacer oposición, a denunciar sus tropelías, a gritar contra su corrupción. Tampoco voy a renunciar a dejarme la piel por reducir las injusticias y desigualdades de sus políticas". Y finalmente lanzó su pregunta: "¿Va a seguir utilizando la sesión de control para faltarme al respeto a mí y a todos los demócratas?".

La presidenta madrileña fue escueta en su respuesta: "A la política se viene llorado de casa". Su comentario molestó a la dirigente de Más Madrid para quien Ayuso "es incorruptible en su falta de educación, no así en su acción de gobierno". Y para terminar le pidió tres cosas: "Que sea la última vez que me insulta y me falta al respeto; que sea la última vez que insulta y estigmatiza a la gente que va a terapia; y que sea la última vez que insulta y boicotea a nuestros sanitarios de la Sanidad pública".

"Haga como dice el PSOE: sea sustituida"

"Yo entiendo que para usted debe ser muy duro lo que le ocurre cada vez que viene a esta Cámara, intentando una y otra vez destrozarme a mí, a mi familia, a mi entorno. Créame, no me afecta lo más mínimo, pero sí a usted, por eso le repito: a la política se viene llorado de casa. Y si no soporta la presión de quedar en evidencia un pleno tras otro, haga como dicen los señores del PSOE: no digo que la cesen, sea sustituida por otro compañero que pueda estar a la altura", contestó Ayuso entre la ovación de su bancada.

Para Ayuso, "representar a los ciudadanos en estos momentos requiere humanidad, pero también de madurez y de algo muy importante: de equilibrio. Así que hay que ser adulto para venir a este pleno y trabajar con responsabilidad. Y si no soporta la presión, insisto, seguro que hay alguien que gustoso podrá hacer este trabajo".

Temas

En España

    0
    comentarios