Menú

Madrid

Mónica García relata su trabajo como anestesista: "Aguanto la presión, pero no el bullying de Ayuso"

La líder de Más Madrid se graba un vídeo para contar cómo es la presión a la que está sometida como anestesista y arremete contra Ayuso.

Mónica García relata su trabajo como anestesista: "Aguanto la presión, pero no el bullying de Ayuso"

La líder de Más Madrid no quiere dejar pasar por alto la respuesta que la presidenta madrileña le dio este jueves en la Asamblea. Así, veinticuatro horas después de su rifirrafe parlamentario, Mónica García se ha grabado un vídeo donde trata de justificar que ella puede trabajar bajo presión pero lo que no aguanta "es la presión de los insultos" de Isabel Díaz Ayuso.

Todo comenzó hace una semana, durante la habitual sesión de control al Ejecutivo regional. Ayuso se revolvió ante la pregunta que le lanzó la líder de la oposición, a la que acusó con sorna de acudir a la Cámara madrileña "a hacer terapia con ella".

Estas palabras molestaron y mucho a la líder de la oposición que ya este jueves basó su control al gobierno en quejarse en sede parlamentaria del trato que le dispensa la presidenta. "Que sea la última vez que me insulta y me falta al respeto; que sea la última vez que insulta y estigmatiza a la gente que va a terapia, llegó a decir García.

Ante sus palabras, la presidenta madrileña le aconsejó que, si no aguanta los choques dialécticos, dimita: "Si no soporta la presión de quedar en evidencia un pleno tras otro, haga como dicen los señores del PSOE: no digo que la cesen, sea sustituida por otro compañero que pueda estar a la altura". Porque "a la política se viene llorado de casa".

Un día después, paseando por el parque, la líder de Más Madrid relata cómo es su trabajo como anestesista. "He estado en quirófanos con pacientes con shock hemorrágico, que los hemos tenido que trasfundir entre tres anestesistas porque no dábamos abasto. He corrido por los pasillos del hospital, como no se puede imaginar, por cesáreas urgentes en las que no hemos respirado hasta que no ha salido bien el bebé. He atendido paradas cardiacas; anafilaxias urgentes y fallos multiorgánicos. He intubado a pacientes con Covid y saturaciones de oxígeno extremas. He estado en trasplantes de 20 horas. He visto morir y salvar vidas a diario. He llorado con compañeros y familiares cuando no hemos podido hacer nada más por algún paciente".

"Soy anestesista y vivo en mis carnes la presión porque es parte de mi profesión", manifiesta Mónica García para quien lo que ocurre en las sesiones de control es otra cosa bien distinta: "Lo que Ayuso hace no es presionarme, es insultarme e intentar amedrentarme en mi labor política".

Aún así, señala, que no es que ella "no lo soporte" es que "no hay demócrata que se precie de serlo que deba aguantar el nivel de bullying político al que nos tiene acostumbrados la presidenta de Madrid". Insiste García en que "no es cuestión de fortaleza o debilidad, es una cuestión de respeto a la democracia y de respeto a los madrileños y madrileñas".

Temas

En España

    0
    comentarios