Menú

Madrid

Ayuso anuncia una nueva deducción del IRPF y avisa: "Si Sánchez no se va este año, la economía se hunde"

La presidenta anuncia una nueva deducción en el IRPF para inversiones que lleguen a Madrid como "contrapeso al impuesto de Patrimonio de Sánchez".

La presidenta anuncia una nueva deducción en el IRPF para inversiones que lleguen a Madrid como "contrapeso al impuesto de Patrimonio de Sánchez".
Ayuso conversa con Lasquetty durante el acto inaugural de la XIII Edición del Spain Investors Day. | EFE

Isabel Díaz Ayuso reivindicó este jueves las políticas económicas de su Gobierno en la Comunidad de Madrid. Y lo hizo durante su intervención en la 13ª edición de Spain Investors Day, el principal foro financiero nacional que reúne durante dos días a las compañías cotizadas del país e inversores internacionales.

"Quien vive y quien viene aquí sabe que somos previsibles, que no improvisamos, que no perjudicamos al ciudadano para proteger nuestros intereses cortoplacistas y que no inventamos tributos para compensar mal las decisiones políticas; que la creación de empleo es sagrada y que debemos respetar y colaborar con quien lo logra", afirmó la presidenta madrileña.

Ayuso recordó que "en Madrid hay contrapesos institucionales y una alternativa a este Gobierno, muy especialmente ahora ante el impuesto de Patrimonio. Aquí hay futuro. En Madrid, desde luego y dentro de unos meses, tras las elecciones generales, en España entera".

Nueva deducción del IRPF

Así las cosas, anunció que su Ejecutivo ha diseñado una nueva deducción en la cuota autonómica del IRPF para incentivar la llegada de inversiones y como "contrapeso al impuesto de Patrimonio de Pedro Sánchez". De tal manera que cualquier persona que no haya vivido en España en los cinco últimos años y quiera invertir en la región, podrá desgravarse el 20% del total de lo destinado durante los siguientes 6 años. "Con esta nueva deducción, quien venga a vivir a Madrid e invierta su patrimonio, ya sea una vivienda, en una empresa, en productos financieros… en lo que sea, va a obtener una reducción en el tramo autonómico de su impuesto sobre la renta correspondiente al 20% de dicha inversión".

La medida fiscal del Gobierno autonómico –pionera en Europa- está vinculada a todo tipo de activos, tanto financieros como inmobiliarios. En el caso de los primeros, no será requisito imprescindible que estén en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, los inmobiliarios sí que deberán de estar ubicados en la región.

En cuanto al volumen de la inversión no se establecen límites, es decir, que será aplicable a partir del primer euro. El único tope anual será la propia cuota de IRPF sobre la que se aplica la deducción del 20% de lo invertido, es decir, si es suficiente para compensar toda la desgravación, se podrá hacer el primer año de la inversión. Si no lo es, se irá repartiendo a lo largo de los siguientes cinco años.

Para poner en marcha esta nueva medida fiscal, el Gobierno regional modificará el Texto Refundido de las disposiciones legales de la Comunidad de Madrid en materia de tributos cedidos por el Estado, aprobado por Decreto Legislativo 1/2010, de 21 de octubre.

La previsión es que este cambio sea validado en las próximas semanas por el Consejo de Gobierno para iniciar así su tramitación parlamentaria en la Asamblea de Madrid y que la deducción entre en vigor durante este mismo año. "En definitiva, cuando la inversión ponga en tela de juicio la política fiscal del Gobierno de Pedro Sánchez, podrá seguir opinando que Madrid es diferente, que Madrid es libertad y prosperidad y que aquí será bienvenido", indicó la presidenta, para remarcar que con esta medida se quiere "recibir nuevos madrileños que vengan a vivir entre nosotros y que su familia se atendida en la mejor sanidad pública del país, en una educación en libertad y calidad, con un transporte público excepcional y seguridad en una región integradora y plural".

Ayuso puso algunos ejemplos prácticos de la aplicación de esta nueva medida:

"Si un joven español tuvo que emigrar en la crisis de 2012 y quiere volver a casa y se instala en Madrid con su familia e invierte sus ahorros en comprarse una vivienda aquí por valor de 300.000 euros, va a tener un ahorro fiscal de 60.000 en su impuesto sobre la renta que podrá repartir a lo largo de seis años.

Una persona que decide venir a Madrid para teletrabajar e invierte 12.000 euros en el Ibex 35 o en un fondo de inversión se podrá deducir hasta 2.400 euros en su factura fiscal.

Un inversor norteamericano que invierta 500.000 euros para que un restaurante madrileño pueda abrir en Nueva York también podrá beneficiarse de un ahorro fiscal de 100.000 euros, siempre que se quede a vivir y opere desde aquí.

Un gran patrimonio hispanoamericano, harto de las políticas de acoso y derribo y de la asfixia fiscal al que es sometido en su país de origen, se instala en Madrid e invierte un millón de euros en adquirir una participación minoritaria de una empresa madrileña también se ahorrará 200.000 euros en su factura fiscal que podrá repartir a lo largo de seis años".

isabel-diaz-ayuso-120123.jpeg

Los efectos que estima el Gobierno madrileño

Según las estimaciones que ha realizado la Comunidad de Madrid, esta nueva deducción tendrá unos efectos positivos en la economía regional, ya que favorecerá la llegada de inversión y, con ella, se generará actividad y empleo, lo que acabará teniendo impacto en la recaudación.

Así, por cada 1.000 millones, se generaría casi 13.000 puestos de trabajo y 886 millones más al PIB regional. Esto supone más cotizaciones, más consumo y, por tanto, mayores ingresos vía impuestos, señala el Ejecutivo madrileño; en concreto, cerca de 125 millones de euros. "Se trata, por tanto, de una medida fiscal pensada para facilitar la llegada de inversión y para favorecer a las empresas que ya están erradicadas en la Comunidad de Madrid y que buscan inversores para poder expandir sus negocios".

Se realiza a través de una deducción en la cuota autonómica del IRPF ya que las comunidades autónomas no tienen competencia en la gestión de tributos relacionados con empresas, como es el impuesto de Sociedades.

El objetivo, según explicó la presidenta, es contrarrestar los efectos perjudiciales para la economía del impuesto a las grandes fortunas, un nuevo tributo estatal que podría ocasionar la pérdida de 13.000 contribuyentes y 5.000 millones de ingresos. Su aplicación acarreará una pérdida de 1.200 millones anuales de inversión extranjera para la Comunidad de Madrid, según las estimaciones del Gobierno regional.

"Si Sánchez no se va, la inversión se desploma del todo"

"Hemos tenido muchas reuniones con inversores tanto aquí como fuera de nuestras fronteras y lo tenemos claro: si el Gobierno de Sánchez no se va este año, la inversión en España se desploma del todo", avisó Ayuso.

"Los inversores extranjeros nos estáis dando una oportunidad porque hay visos de cambio en el Gobierno y porque otros, como el de Madrid, actuamos de contrapeso. Pero si Sánchez repitiese, algo que no va a ocurrir, desde ese día se hunde la economía en España y nos lo advierten", insistió, "porque el capital es libre y del mismo modo que se ha ido a otros países, abandonará España rumbo a Portugal o a otros países donde no han emprendido esta senda populista, liberticida".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro