Menú

Madrid

La Policía manda refuerzos a Barajas y ordena a sus agentes buscar las medicinas de los solicitantes de asilo

La salida de Cruz Roja provoca que los policías tengan que hacer labores que no les corresponden. La situación va mejorando poco a poco.

La salida de Cruz Roja provoca que los policías tengan que hacer labores que no les corresponden. La situación va mejorando poco a poco.
Comunicación indicando que los policías tendrán que buscar los medicamentos de los solicitantes de asilo en Barajas. | Libertad Digital

Las salas de asilo del aeropuerto de Madrid-Barajas son todavía un quebradero de cabeza para el Ministerio del Interior. Los datos de la Policía Nacional indican que en este aeropuerto se están registrando en los últimos meses algo más del 93 por ciento de las peticiones de asilo que se han recibido en el conjunto de los puertos y aeropuertos de toda España y la situación dista todavía de estar controlada.

Tras semanas de hacinamiento, serios problemas de salubridad y la huida de la Cruz Roja, la situación parece que comienza a estabilizarse. A ello han ayudado la habilitación de nuevas salas de asilo –de las dos que había en diciembre a las cuatro actuales–, lo que también ha permitido mover a las personas y realizar fumigaciones –por la plaga de chiches y cucarachas– y la concesión de permisos extraordinarios para entrar en España.

Pese a la visión de pequeños brotes, la Policía Nacional todavía no está totalmente segura de que la situación esté controlada y ha decidido enviar refuerzos a la instalación aeroportuaria que llegarán en los próximos días, según han explicado fuentes policiales. Asimismo, habrá agentes de Policía Judicial que se desplacen al aeródromo madrileño para cubrir servicios y personal de rechazo en frontera apoyará a los de asilo.

También se van a enviar algunos efectivos de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional. Las fuentes consultadas indican que estos efectivos servirán de apoyo al personal ya destinado en el aeropuerto madrileño, al aumentar las necesidades de seguridad por la apertura de la cuarta sala de asilo.

Una decisión que llega menos de una semana después de que la Jefatura Superior de Policía de Madrid tomase la decisión de enviar agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los conocidos popularmente como antidisturbios, para frenar las peleas que se estaban produciendo por el poco espacio que había en las salas de asilo, una consecuencia directa del hacinamiento que había.

Este aumento de efectivos se produce pocas horas después de que el Sindicato Unificado de Policía (SUP) alertase del inicio de la llegada al aeropuerto de Madrid-Barajas de una oleada de mauritanos para solicitar asilo en la instalación aeroportuaria, 72 en menos de 48 horas, una nacionalidad que hasta ahora no estaba representada, pues el grueso estaba compuesto por ciudadanos de Marruecos y Senegal en las últimas semanas y de Kenia en diciembre.

Estos mauritanos están llegado utilizando la ruta caliente Casablanca-Madrid, en vuelo de Royal Air Maroc, la compañía de bandera marroquí, la misma que han venido utilizando hasta ahora los solicitantes de asilo de nacionalidad keniatas, senegalesas o los propios marroquíes. Y lo hacen aprovechando que España no pide visado de tránsito a los ciudadanos mauritanos y en vuelos en los que van en tránsito a El Salvador.

Policías en busca de medicamentos

Por otro lado, la espantada de la Cruz Roja del aeropuerto de Madrid-Barajas ha provocado que los agentes destinados en el aeropuerto tengan que hacer algunas de las labores que hasta ahora desempeñaban miembros de esta organización y que no son parte del trabajo policial. Entre ellas, se encuentra la de ir a buscar los medicamentos que los médicos recetan a los solicitantes de asilo.

policia-nacional-compra-medicinas-solicitantes-asilo-aeropuerto-barajas.jpg
Comunicación policial de que serán los policías los que buscarán las medicinas de los solicitantes de asilo

Así queda reflejado en un correo electrónico enviado esta misma semana por la Comisaría de la Policía Nacional en el aeropuerto de Barajas a la farmacia de la Terminal T4 del aeródromo madrileño: "(…) debido a la retirada de la atención que prestaba la Cruz Roja, este Puesto Fronterizo gestionará los medicamentos necesarios y recetados por los Servicios Médicos a los solicitantes de asilo".

En la comunicación electrónica también se indica que la recogida de los medicamentos se hará en la propia farmacia de la T4, que el pago de los mismos se realizará mediante transferencia bancaria semanal y que en la factura debe aparecer como comprador la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Madrid.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso