Menú

Madrid

Ayuso celebra el Dos de Mayo: "En Madrid defendemos la verdad, la Constitución y la Transición con lealtad al Rey"

El acto institucional con motivo del Dos de Mayo nada tuvo que ver con el del año anterior, incidente con Félix Bolaños mediante.

El acto institucional con motivo del Dos de Mayo nada tuvo que ver con el del año anterior, incidente con Félix Bolaños mediante.
Isabel Díaz Ayuso saluda a los invitados al Dos de Mayo. | EFE

Fue la celebración por el Dos de Mayo de este año un acto descafeinado. En un clima de máxima tensión y polarización política y después de los cinco días de reflexión del presidente del Gobierno, que concluyeron este mismo lunes, Isabel Díaz Ayuso realizó uno de los discursos más institucionales de los que haya pronunciado.

Apareció la presidenta madrileña en la Real Casa de Correos, sede del Ejecutivo autonómico, pasadas las 11:00. Y saludó a los presentes. Por parte del Gobierno, estaban invitados el ministro de Política Territorial, Ángel Víctor Torres, quien, muy sonriente, le devolvió el saludo. También el delegado del Gobierno, Francisco Martín. Éste, con semblante serio, le tendió la mano.

En la mente de todos estaba el momento surrealista vivido el año pasado, cuando el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, apareció en la Puerta del Sol y trató de acceder a la tribuna de autoridades durante la tradicional parada militar, algo que impidió la jefa de Protocolo de la Comunidad de Madrid, desencadenándose uno de los choques institucionales más sonados.

En cambio, en esta nueva edición del tradicional acto institucional parecía que se hubiera alcanzado un pacto de no agresión entre ambas administraciones que más fuertemente colisionan a diario. Y así lo dejó ver el ministro Torres quien aseguró a los periodistas que quiere "tender la mano a la Comunidad y a cualquier gobierno para caminar juntos". Además, remarcó que tanto él como el delegado han aceptado "gustosamente" la invitación del Gobierno de Ayuso. No estuvo en esta ocasión el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, que sí acudió el año pasado, inmerso ya de lleno en la campaña de las elecciones catalanas.

En este contexto, más relajado, la presidenta pronunció un discurso centrado en Madrid y en su historia, "eternamente al servicio de España" porque "siempre ha hablado en nombre de todos y pensando en todos". Con "una sencillez y una hospitalidad únicas en el mundo", resaltó la presidenta "y con una forma de vida muy propia: brava, callejera, popular, donde todos importamos se venga de donde se venga".

Ayuso recordó la gran hazaña del pueblo de Madrid en 1808, cuando se enfrentó a las tropas napoleónicas. "Hartos de vivir bajo amenaza, en defensa de su futuro en libertad". "El Madrid de entonces, ya ven, tan parecido al de ahora. Porque Madrid ha sido y siempre será cruce de caminos. Siempre hemos sabido que esto no va de nosotros solos sino de toda España. Por eso aquí no triunfan las identidades de terruño ni el saberse más que nadie. Ni los abusos, ni las injusticias. Ganan las ganas", subrayó.

Pero los mensajes más puramente en clave nacional llegaron al final, donde se concentró la parte mollar de su intervención. En mitad de la ofensiva emprendida por Sánchez contra la prensa independiente y recordando a la fallecida Victoria Prego, la presidenta afirmó: "Hoy que lloramos su pérdida, añoramos aquellos trabajos periodísticos en una España que quería levantarse unida, libre, sin ira, sin perderse en las diferencias. Y un periodismo de raza, de fuentes, de investigación, comprometida con contar la verdad, sin otro afán ni búsqueda de protagonismo. Fortaleciendo así nuestras instituciones, la política y el buen nombre de España. Enseñó a los españoles a ser dueños de sus destinos, a formar una opinión pública informada, sin la que no es posible la democracia que merezca tal nombre".

La presidenta pasó después a poner de relieve que "son muchos años de historia compartida, de cruces de caminos, de ilusiones, proyectos y un modo de ver la vida muy propia, a la madrileña" y avisó de que "la Comunidad de Madrid seguirá siendo la España de siempre con más ganas que nunca, donde nadie sobra, donde todos somos únicos e insustituibles. La libertad, como en aquel mayo de 1808 sigue siendo nuestro motor, por lo que más merece la pena vivir".

Ayuso subrayó que "somos la región al servicio de España. Siempre lo hemos sido. La Plaza mayor de todos". En este punto, y como es habitual en sus discursos de este tipo, volvió a poner en el centro y defender la figura del Rey Felipe VI: "En Madrid abrazamos. Defendemos la verdad, la unidad, nuestra historia, las instituciones, la Constitución y la Transición, siempre con lealtad al Rey. Porque es quien mejor sirve a España y a los españoles. Y como Madrid, no pertenece a nadie por ser de todos. Ese fue el mandato de los españoles por mayoría abrumadora cuando eligieron la monarquía parlamentaria como forma política del Estado".

"Antes, durante y después de aquel mayo de 1808, lo que pasa en Madrid resuena en toda España. Es nuestro orgullo y nuestra responsabilidad. Por eso trabajamos cada día por ser dignos de aquel testigo que hoy tenemos en nuestras manos, y por dejarles a nuestros herederos un Madrid y una España tan valientes y amantes de la libertad como los de aquellos héroes que aún nos sigue inspirando", añadió.

Ayuso concluyó proclamando: "Feliz Dos de Mayo. Feliz Día de la Comunidad de Madrid. Digan conmigo: Viva La Constitución, Viva el Rey, y Viva España".

Grandes Cruces de la Orden del Dos de Mayo

Los condecorados con las Grandes Cruces de la Orden del Dos de Mayo son, en esta ocasión: la Policía Nacional, que es te año celebra su 200 aniversario; profesionales sanitarios en formación de la Comunidad de Madrid; ciudadanos rumanos residentes en la región; Telefónica; el cabo 1º Fernando Martín Pozueco, militar del regimiento de Guerra Electrónica número 31 del Ejército de Tierra, que puso su vida en riesgo para salvar la de numerosos vecinos de Villamanta (Madrid), durante las inundaciones provocadas por la DANA de septiembre de 2023; a título póstumo, se le concedió al guardia civil fallecido recientemente en acto de servicio en San Agustín de Guadalix, José Antonio Rosa Alcocer; el jugador de baloncesto del Real Madrid Rudy Fernández; el Rayo Vallecano; el grupo musical Camela o el Servicio de Cardiología del Hospital Clínico de Madrid, el Grupo Crónica, entre otros.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso