Menú

Madrid

¿Quiénes son los detenidos por el asesinato del hermano pequeño de Begoña Villacís?

Cuatro personas han sido arrestadas desde que se produjera el crimen de Borja Villacís. Tres de ellas continúan en la Jefatura Superior de Policía.

Cuatro personas han sido arrestadas desde que se produjera el crimen de Borja Villacís. Tres de ellas continúan en la Jefatura Superior de Policía.

"No tengo palabras para describir el inmenso consuelo que ha supuesto la gran profesionalidad y humanidad mostrada por nuestra Policía", publicaba este miércoles la exvicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís. La Policía Nacional, en colaboración con la Guardia Civil, había logrado detener en apenas 24 horas a las tres personas relacionadas con el asesinato de su hermano pequeño.

Borja Villacís fue tiroteado el martes tras ser embestido por otro vehículo cuando circulaba junto a un amigo (que resultó herido y se encuentra ingresado en la Fundación Jiménez Díaz) por la carretera M-612, que une Fuencarral con El Pardo. El hermano de la exdirigente de Ciudadanos recibió varios impactos de bala en el tórax y la cabeza, por lo que los servicios de emergencia que se desplazaron hasta el lugar no pudieron hacer nada para salvarle la vida.

Los responsables se dieron a la fuga en el BMW alquilado que utilizaron para perpetrar el ataque y que ha sido clave para que los arrestos se produjeran con celeridad (mandó un aviso a la central cuando impactó contra el otro coche). La primera en ser detenida fue una mujer española -de 52 años y con antecedentes penales- que fue grabada cambiando la matrícula del vehículo a plena luz del día, no muy lejos de la escena del crimen.

Ella se marchó del lugar conduciendo el turismo, que presentaba varias abolladuras en un lateral, y fue detenida poco después en una gasolinera de Plaza Elíptica. Aún circulaba con el vehículo desde el que salieron los disparos que mataron a Borja. Por su parte, los otros dos implicados en la reyerta escaparon campo a través y fueron recogidos por un joven que les llevó a una casa okupada en la localidad toledana de Yuncos.

Tres arrestados en Yuncos

Allí pasaron la noche. Pero al día siguiente fueron arrestados. La Guardia Civil, que ya vigilaba al varón que les ayudó por otros motivos, informó a la policía de la vivienda exacta en la que se encontraban las personas a las que buscaban por su relación con el asesinato de Villacís. Así que se trasladaron hasta la zona, estuvieron pendientes de sus movimientos y les capturaron el miércoles.

A Kevin Pastor, a quien le atribuyen la autoría del asesinato, le cogieron en un pinar ubicado frente al cementerio de Yuncos cuando intentaba fugarse. Se resistió, e incluso efectuó algunos disparos, durante el arresto. Su cómplice, un joven de origen magrebí llamado Ismael, logró llegar hasta su nuevo escondite: una casa aparentemente deshabitada. Pero de poco le sirvió.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado les pisaban los talones y -pese a sus esfuerzos- ambos resultaron arrestados. A última hora de la tarde, se produjo una cuarta detención: la de Omar, un okupa que solía llevar coches de lujo y que fue quien les ayudó el día anterior. No obstante, su implicación en el crimen se descartó y poco después fue puesto en libertad.

El narconazi y el clan de Bargas

El presunto autor del asesinato de Borja Villacís, de 43 años, es Kevin Pastor Estepa. Un viejo conocido de la policía, a pesar de su juventud. Es lo que se conoce como un "narconazi". Se le relaciona desde hace años con grupos de ideología neonazi y -al mismo tiempo- con el tráfico de estupefacientes. De casta le viene al galgo.

Sus padres, que llevan años separados, también tienen amplios historiales delictivos. Tanto es así que la mujer de 52 años detenida en relación con el crimen del hermano de la exvicealcaldesa de Madrid es su madre, María José Estepa. Ella se trasladó hace años al municipio toledano de Bargas. El padre de su hijo continuó en Carabanchel. Se la considera la matriarca de un clan dedicado al tráfico de estupefacientes.

Kevin, de apenas 24 años, estuvo internado en un centro de menores por su participación en una grave agresión con arma blanca en 2016. Junto a otros jóvenes violentos, realizaron un corte conocido como "la sonrisa del payaso" (desde la comisura del labio hasta la lóbulo de la oreja) a un varón con el que se toparon en una noche de "caza" (como se denominan las salidas de estos grupos violentos en busca de una víctima).

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro