Menú

Madrid

El juez advierte a la Fiscalía de que enviará a la Policía si no le facilita la documentación sobre el novio de Ayuso

El juez recuerda que hasta ahora ha buscado una fórmula que evitara "el espectáculo de la actuación policial".

El juez recuerda que hasta ahora ha buscado una fórmula que evitara "el espectáculo de la actuación policial".
Alberto González Amador. | EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha rechazado el recurso del Ministerio Fiscal, al que se sumaron los fiscales investigados en el marco de la querella de Alberto González Amador por un supuesto delito de revelación de secretos.

En el auto, el juez instructor de la Sala Civil y Penal muestra su indignación con alguno de los argumentos esgrimidos por la Fiscalía. Francisco José Goyena menciona que el Ministerio Público solicita que se deje sin efecto las diligencias de reclamar que se informe sobre quién redactó el comunicado y quién autorizó el mismo por resultar "improcedentes e inútiles". Hay que recordar que la Fiscalía Provincial no atendió la primera petición de información realizada por el juez alegando que en la misma no se especificaba quién debía cumplimentarla. Tras la aclaración del juez al respecto, en el recurso ahora rechazado el Ministerio Público solicitaba paralizar el plazo de 15 días que se le dio para remitir los datos solicitados.

"Vista la petición, nos viene a la cabeza el refrán que dice para este viaje no necesitamos alforjas", replica el juez al respecto y afirma que todas las diligencias de prueba son atinentes a lo que es "el objeto de la querella y al fin de esclarecer los hechos". Es más, el magistrado aclara que "la admisión y práctica de las diligencias de prueba se ha hecho de manera coherente con el contenido de las mismas, así como en cuanto a quién corresponde diligenciarlas y, francamente, con la proporcionalidad que resulta obligada, al menos inicialmente y a resultas de su resultado", señala.

Y añade: "Este instructor ha buscado una forma -ciertamente la sugerida por las acusaciones- que no supusiera una penosa intromisión en una institución como es el Ministerio Fiscal, evitando, si puede ser, el espectáculo de la actuación policial".

No es el único mensaje en el que el magistrado muestra su indignación por el proceder de la Fiscalía en este caso. "La investigación está concretada en unos precisos hechos, una primigenia calificación típico penal y en dos personas como presuntas responsables. Francamente, calificar de prospectiva la investigación resulta difícil de entender".

Y continúa: "Cuestión distinta es que, en el recurso, el Ministerio Fiscal apunta hechos complementarios y posibles responsabilidades de terceras personas, quizá por lo que ha oído o leído en prensa y otros foros, ajenos al que nos encontramos, que hoy por hoy no aparecen individualizados con la condición de querelladas. Si el Ministerio Fiscal tiene un mayor conocimiento de las circunstancias relevantes y con incidencia en esta investigación, en lo que alcanza a este instructor, en virtud de la fase procesal de investigación en que nos encontramos, no dudamos que lo pondrá en nuestro conocimiento, pues es su obligación".

El instructor califica el recurso de la Fiscalía de "improcedente" y "extemporáneo". Improcedente al realizar "una valoración de los hechos objeto de querella, considerando que carecen de relevancia penal, solicitando el sobreseimiento libre y cuestionando la decisión del instructor de incoar las presentes diligencias previas". "En realidad, lo que hace es interponer un recurso contra el auto de admisión de la querella, pero que, al no ser recurrible, traslada al auto de incoación de diligencias previas", critica.

Y "extemporáneo" porque la admisión de las querellas "ya fue ejercida por el Ministerio Fiscal en al fase anterior", por lo que entiende que ahora es prematuro recurrir el auto de incoación, "ya que materialmente no ha habido tiempo para al práctica de ninguna diligencia de prueba". De igual modo, el instructor rechaza la alegación de que el auto de apertura de diligencias haya hecho suyo, como sostiene el fiscal, "el relato de hechos que se contienen en los escritos de querella". "Hay que volver a la casilla de salida, y es que el auto de incoación de diligencias previas obedece y da respuesta procesal a lo acordado por la Sala de lo Civil y Penal, ordenando dicha incoación, teniendo por parte a las acusaciones", agrega al respecto.

Renglón seguido, se opone "al calificativo de prospectiva de la actividad investigadora acordada, que francamente, en el caso presente resulta, dicho en los términos más amables, poco feliz". Esgrime que "las diligencias se incoan en relación a unos hechos muy concretos, que son los que se relatan en los escritos de querella, ciertamente, más concretos y delimitados en la que da inicio a las presentes diligencias previas, esto es, la de la acusación particular". "Por lo tanto, la investigación está concretada en unos precisos hechos, una primigenia calificación típico penal y en dos personas como presuntas responsables. Francamente, calificar de prospectiva al investigación resulta difícil de entender", agrega.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro