Menú

Madrid

Los problemas migratorios vuelven al aeropuerto de Barajas con nuevos vuelos-patera desde Marruecos

JUPOL acusa al Gobierno de "improvisar" su política migratoria y denuncia la falta de medios materiales y humanos para desarrollar el trabajo policial

JUPOL acusa al Gobierno de "improvisar" su política migratoria y denuncia la falta de medios materiales y humanos para desarrollar el trabajo policial
Las salas del asilo del aeropuerto de Barajas colapsadas el pasado enero. | Libertad Digital

El aeropuerto de Madrid-Barajas vuelve a tener problemas migratorios. Tras unos meses donde ha venido reinando la tranquilidad, tras el caos vivido entre los pasados meses de diciembre y enero, la situación parece que vuelve a complicarse. Un hecho que ha sido provocado por la llegada de nuevos vuelos-patera en los que viajan supuestos turistas en tránsito, pero que en verdad son personas que no tienen intención de completar su viaje sino solicitar asilo en nuestro país.

La situación ha sido denunciada este jueves por Justicia Policial (JUPOL), uno de los sindicatos mayoritarios de la Policía Nacional, que ha alertado de que una de las salas de asilo del aeropuerto de Madrid-Barajas ya está llena por la presencia en la misma de aproximadamente 60 mujeres de nacionalidad mauritana, que llegaron acompañadas en muchos casos por sus hijos menores de edad. Todas han ido a parar a la misma sala de asilo.

El modus operandi es el mismo que el que provocó el caos migratorio hace unos meses. Estas personas compraron en Marruecos sus billetes de avión desde la ciudad de Casablanca hasta diferentes países de Sudamérica, siempre con escala en Madrid, y utilizando los vuelos de la compañía de bandera marroquí, Royal Air Maroc. Aprovechando que no son necesarios los visados de tránsito, una vez en el aeródromo madrileño piden asilo en sus instalaciones.

El sindicato policial ha denunciado las "pésimas condiciones en las que los policías tienen que desarrollar su trabajo en estas instalaciones en las que carecen de las medidas mínimas de seguridad e higiene para su trabajo y para garantizar su integridad física" y han solicitado a la Jefatura Superior de la Policía en Madrid que "vele por la seguridad y la integridad de los agentes destinados en Barajas y que implemente las medidas y medios materiales y humanos necesarios para garantizar su seguridad e integridad".

En esta misma línea, JUPOL ha asegurado que "el Gobierno mantiene su política de improvisación en materia migratoria y sigue sin poner en marcha las medidas necesarias para frenar la llegada de aviones-patera y el uso de las escalas en España. Una situación que contrasta con la celeridad con la que han tramitado la adquisición de colchonetas para aumentar el número de plazas en las salas de inadmitidos del aeropuerto madrileño, lo que supone un nuevo parche a esta situación".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso