Menú

Madrid

Ayuso ruega a los españoles que tengan los ojos abiertos ante la "situación más peligrosa": "Sanchismo es chavismo"

La presidenta ofrece una implacable rueda de prensa contra Pedro Sánchez en la que avisó a los suyos de las trampas del Gobierno.

La presidenta ofrece una implacable rueda de prensa contra Pedro Sánchez en la que avisó a los suyos de las trampas del Gobierno.

Tres días lleva el PSOE y el Gobierno de Pedro Sánchez sacando toda su artillería contra Isabel Díaz Ayuso. Primero fue la portavoz de la Ejecutiva, Esther Peña, desde Ferraz, donde arremetió no sólo contra la presidenta sino también contra su jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez. "El Luca Brasi contra los medios de comunicación", dijo haciendo referencia al sicario de Corleone en El Padrino. Y contra su secretario general en el PP regional, Alfonso Serrano. "El chico para todo" de Ayuso, le bautizó.

Ya el martes los ataques se sucedieron casi de forma simultánea en dos escenarios distintos: el Congreso de los Diputados y el Palacio de La Moncloa. En el primero, el portavoz de los socialistas, Patxi López se empleó a fondo en el asunto. "Para la señora Ayuso y el PP, la Constitución es dictadura", resumió. Poco después, Pilar Alegría volvió a cargar contra la presidenta y su jefe de gabinete tras el Consejo de Ministros.

El broche final lo puso el presidente del Gobierno este mismo miércoles – décimo aniversario de la proclamación de Felipe VI – en el Congreso. Justificó Pedro Sánchez la necesidad de su llamado plan de regeneración democrática [contra los jueces y medios independientes] en que en la Comunidad de Madrid se hayan reformado leyes para "controlar", dijo, la Cámara de Cuentas o el Consejo de Transparencia, o que se impida investigar en la Asamblea regional las muertes en las residencias durante la pandemia. El presidente, despreciando al líder de la oposición, afirmó que tiene "tres jefes": Ayuso, Abascal y Aznar. Y le retó a "cumplir con la Constitución" aceptando su ultimátum de renovación del CGPJ en vez de cumplir "con sus jefes".

Con estos mimbres salió a ofrecer después una rueda de prensa la presidenta madrileña. Lo hizo tras el Consejo de Gobierno y por el aniversario del primer año de su nuevo Ejecutivo que salió de las urnas en las pasadas elecciones autonómicas del 28 de mayo de 2023. A diferencia de Sánchez aceptó las preguntas de la prensa.

Arrancó Díaz Ayuso su intervención con una declaración institucional de apoyo y lealtad a Felipe VI para pasar después a realizar un implacable discurso contra el Ejecutivo central. "Jamás nuestra libertad ha estado más en peligro", advirtió la presidenta que acusó a la izquierda de haber estado "fabricando el sentimiento guerracivilista para utilizar como señuelo un supuesto bando de extrema derecha".

"Los tentáculos, actitudes y maniobras propias de una dictadura se han colado en el sistema y no estábamos preparados para ello, no lo veíamos venir. Ahora el sistema tiene este problema dentro de sí mismo", dijo minutos después también de que el Tribunal Constitucional enmendara la plana al Tribunal Supremo y librara a la socialista Magdalena Álvarez de su condena por prevaricación en el caso de los ERE de Andalucía.

La presidenta acuñó este miércoles un nuevo lema advirtiendo de que el "sanchismo es chavismo". "La manipulación sistemática de la opinión pública es diaria; promueven un ambiente frentista desde el Gobierno; nunca se dan explicaciones sino inventivas; se utilizan los poderes y el Consejo de Ministros de forma intimidatoria; quien denuncie cualquier actitud corrupta será apartado, perseguido; dejan que los delincuentes reescriban las leyes; remueven todo el control institucional; no respetan la separación de poderes", enumeró.

A todo esto se suma que desde el Gobierno "se decide qué y quién informa y desinforma, quién ha delinquido o no según la autoría y qué es delito o no según quien lo juzgue". Además, se "premia al que malgasta y roba, se controla el Senado desde el Congreso". Ahora "la democracia lleva apellidos: la democracia se llama democracia popular y, por tanto, ésta estará siempre por encima de la ley", advirtió.

La presidenta cargó duramente también contra el independentismo y sus nuevas exigencias al Gobierno en el marco de las negociaciones sobre el gobierno de la Generalidad de Cataluña. "No dejan de engañarnos a todos desde La Moncloa y desde el circo independentista que vuelve de festival estos días. ¿De verdad quiere Sánchez que Illa sea presidente? Nos quieren decir que el dinero que nos van a quitar a todos se lo quedan ellos mismos, es decir, que Sánchez le da el dinero a Illa, es decir, a Sánchez".

Fue uno de los discursos más importantes de la jefa del Ejecutivo que, como dirigente del PP, advirtió a los suyos sobre la renovación del CGPJ. Y a los españoles pidió que estén atentos. "Ruego a todos que tengan los ojos abiertos porque estamos ante la situación más peligrosa y la más grave que ha tenido España en democracia. Sé que cuesta creerlo, porque siempre había alguien al frente de las instituciones, un funcionario de carrera el mejor preparado el mayor profesional que solucionaba las cosas cuando algo iba mal, pero esto ha terminado".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso