Menú

Disneyland París, los sueños todavía son mejor en Navidad

El parque temático de Disney es un auténtico espectáculo durante todo el año, pero la llegada de la Navidad sólo lo perfecciona.

0

Si tuviéramos que explicar qué es un parque temático, seguramente pondríamos como ejemplo los de Disney. El motivo es sencillo, The Walt Disney Company tiene una larga experiencia desde que abriese en 1955 Disneyland en California, Estados Unidos. Luego llegarían Disney World en Florida, Tokyo Disney en Japón, Disneyland París en Europa y Hong Kong Disneyland.

Disneyland París se ha convertido desde su apertura en 1992 en uno de los principales destinos turísticos de Europa con más de 215 millones de visitas. Dentro de muy poco, en la primavera de 2012, el parque cumplirá 20 años, pero sigue sorprendiendo al visitante como si hubieran cortado la cinta inaugural tan sólo unas horas antes.

Y eso sólo lo sabe hacer Disney, una empresa que cuida al máximo hasta el más mínimo detalle. Por ejemplo, les sorprenderá saber que todas y cada una de las noches del año decenas de operarios reparan lo que el paso del tiempo y el uso van deteriorando. Y ahí, en esa gran insignificancia que para el visitante pasa totalmente desapercibida, radica uno de sus éxitos, además de conseguir extraerte del mundo exterior.

En Albacete, Rabat... o la Luna

Me explico: conseguir que desde el minuto uno olvides que estás en una de las ciudades más reconocibles del mundo no es tarea fácil, pero Disneyland (a tan sólo 32 Km del centro de París) está en Francia como podría estar en Albacete, en Rabat o en la Luna. El efecto es el mismo. Una vez que cruzas el umbral te sumerges en la llamada "magia Disney", un viaje a tu infancia en el que te dejas llevar unos días por un mundo perfecto con miles de trabajadores dispuestos a hacerte pasar unas grandes vacaciones.

Pero ¿cómo definir qué es la magia Disney? Es encontrarte una sorpresa en cada esquina y rincón que te pone la sonrisa en la boca. Un paraguas en una farola con un sensor que al estar debajo comienza a llover, sí, a llover (Cantando bajo la lluvia); una lámpara que al frotarla echa humo (Aladín) o un laberinto vegetal en el que perderte (Alicia en el país de las maravillas).

Disneyland es mucho más que Mickey, las princesas o el Rey León. Es también Pixar (Cars, Buscando a Nemo, Toy Story, Wall-E, Mounstruos S.A.), es Indiana Jones, es Piratas del Caribe, es una montaña rusa temática de Aerosmith (transcurre en la oscuridad entre focos y la música del popular grupo), es la Guerra de las Galaxias. Es pasar, en 100 metros, del caribe español a los templos perdidos en desiertos o a un futuro muy muy lejano.

Para todos los públicos

Lo bueno de los parques Disney es que están hechos para todos los públicos. No es raro ver a adultos sin ningún niño, especialmente parejas jóvenes, con unos guantes con la forma de las manos de Mickey o unas orejeras con los círculos de Minnie. En Disneyland París pueden disfrutar desde los más pequeños, consiguiendo rellenar su libro de autógrafos con la firma de todos los personajes, hasta los amantes de las emociones fuertes.

La Space Mountain es un buen ejemplo de ello: una montaña rusa que transcurre dentro de un edificio mientras haces piruetas entre un decorado que te hace creer que estás suspendido en el espacio. Mención aparte merecen espectáculos como las cabalgatas: simple y llanamente es la perfección hecha cortejo festivo. Tanto la de día como la nocturna con sus luces.

El Walt Disney Studios (abierto en 2002) es el gran desconocido, pero sin lugar a dudas uno de los rincones que más me impresionó. Su avenida principal te traslada a Los Ángeles, con la famosa colina de Hollywood incluida. Este segundo parque, notablemente más pequeño que el principal, está orientado a la parte más cinematográfica de Disney. En él, entras en el rodaje de una película de acción con explosiones, terremoto y cascada de agua incluidos.

Los parques Disney son un universo paralelo. El de París tiene dos parques - Disneyland Park y Walt Disney Studios -, siete hoteles temáticos, 2 centros de convenciones, una zona de ocio de 30.000 metros cuadrados (Disney Village), una discoteca, unos multicines y una sala IMAX.

En Disneyland también es Navidad

Pero si creía que Disneyland ya era perfecto es porque no había ido en Navidad. El parque se engalana de una forma única. Por mencionar sólo un dato, al castillo de la Bella Durmiente que preside el parque se le añaden 60.000 luces para que dé la impresión de estar nevado. Y es que, ¿qué sería de una Navidad sin nieve? Así, independientemente del tiempo pronosticado, en Main Street USA, la avenida principal, nieva todos los días gracias a 8.200 litros de jabón.

También podemos conocer el taller de Papá Noel, la aldea navideña de Bella o el sueño de Navidad de la princesa Aurora (la Bella Durmiente). Asimismo, Mickey ilumina cada noche un abeto de 24 metros de altura con un espectáculo musical.

Y si aún no tiene planes para la noche de fin de año, Disneyland abrirá sus puertas el 31 de diciembre hasta la 1 de la madrugada con un espectáculo de fuegos artificiales al entrar en el nuevo año.

CÓMO LLEGAR

En avión con cualquier compañía que vuele a los aeropuertos parisinos de Orly o Charles de Gaulle. Disneyland París cuenta con estación de tren y de cercanías (RER A4). Además, numerosos autobuses conectan la capital con el parque. Desde España salen trenes-hoteles con destino al parque desde distintas ciudades como Madrid, Barcelona o Valladolid.

NO DEJES DE

Asistir a Cinémagique, un espectáculo en Walt Disney Studios. Una atracción que hace un repaso a la historia del cine con sorpresas en directo que te dejan con la boca abierta. Los amantes del cine no se pueden perder este auténtico homenaje al séptimo arte.

DATOS ÚTILES

Existe un servicio gratuito llamado FASTPASS. Introduciendo la entrada al parque en la máquina de acceso a la atracción que disponga de este servicio, ésta le dará la hora a que deberá acceder sin hacer cola. ¿Dónde comer? En el parque hay desde puestos de perritos calientes, hamburguesas y pizzas hasta restaurantes mucho más caros. Si cuenta con un presupuesto medio intente elegir los autoservicios, comerá más rápido para seguir disfrutando del parque.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation