Menú

Alfa Romeo Guilietta: diseño y practicidad italianas

Llega el relevo del Alfa 147 con un diseño que no deja indiferente. Pero el Giulietta no sólo es estética y placer de conducción, se ha buscado practicidad y comodidad para el día a día. Veamos cómo es el Giulietta.

0

IVÁN SOLERA

En el centenario de la marca, Alfa Romeo presenta a la prensa especializada española el Giulietta, el sustituto del Alfa 147 en el competido segmento de los compactos.

Los italianos son pasionales y Alfa Romeo es una marca que ha logrado tener orgullosos seguidores, los Alfistas. Esto no se consigue con diseños anodinos y sensaciones al volante comunes. Se consigue siendo diferente y poniendo pasión en los productos aunque, por otra parte, no deja de ser un riesgo.

Con el paso de los años es cada vez más difícil ser diferente, pero además los usuarios demandan una mayor practicidad, habitabilidad, facilidad de conducción y son cada vez más exigentes. Quizá por eso el Giulietta presenta una facilidad de conducción mayor que los modelos anteriores.

Nueva plataforma

El diseño del Giulietta deja claro al primer vistazo que se trata de un auténtico Alfa Romeo. Es poderoso y deportivo, pero a la vez elegante.

El Giulietta estrena plataforma para lograr menor peso, mayor seguridad, mejores prestaciones y mejor comportamiento dinámico. Por cierto, el Giulietta es el compacto que mejor puntuación ha logrado en el test EuroNCAP.

Las suspensiones del Giulietta se han diseñado buscando un buen confort de marcha y una alta manejabilidad. Para poder disfrutar del Giulietta sea cual sea nuestra forma de conducir o en función de nuestra apetencia, cuenta con el sistema DNA que permite modificar diferentes parámetros y cambiar el comportamiento del vehículo. El DNA actúa sobre el panel de instrumentación, la dirección, el cambio TCT (en caso de llevarlo), la respuesta del motor y el control de estabilidad. Cambiando la calibración de estos parámetros podemos decir que el cómodo y tranquilo Giulietta es capaz de mutar con sólo pulsar un botón al rápido y deportivo Giulietta.

Interior para cuatro

El espacio interior del Giulietta es uno de sus puntos fuertes, un conductor de 1,85 metros de altura encuentra su postura ideal sin problemas y cuenta con altura libre de sobra. Con el asiento delantero regulado para esa altura, un pasajero de la misma talla entra perfectamente en la parte de atrás, con suficiente espacio para las piernas y para la cabeza. El maletero también tiene buen tamaño, concretamente 350 litros de capacidad.

El diseño del salpicadero es moderno y atractivo, además, los materiales utilizados dan sensación de calidad a la vista y al tacto. En la parte baja del salpicadero y guanteras de puerta es donde se ha recortado, ahí encontramos plásticos duros bastante peores.

Tres motores de gasolina y tres Diesel

El nuevo Alfa Giulietta ya está a la venta con tres motorizaciones de gasolina y dos Diesel, a finales de año llegará el tercer propulsor alimentado por gasoil y una caja de cambios de doble embrague denominada TCT.

Los motores de gasolina son un 1.4 turbo de 120 CV, un 1.4 Turbo con tecnología Multiair de 170 CV y la versión Quadrifoglio Verde equipa un propulsor de cuatro cilindros, inyección directa y 1.750 cc que desarrolla 235 CV de potencia máxima. En Diesel la oferta inicial está compuesta por un 1.6 de 105 CV y un dos litros de 170. El que completará la gama Diesel será otro dos litros de 140 CV.

Todos estos motores se combinan con una caja de cambios manual de seis velocidades y, a excepción del 1.750, tienen sistema Stop&Start.

Se comercializa en dos acabados, Progression y Distinctive que pueden aderezarse con diferentes paquetes opcionales (Sport, Premium, Supersport y Luxury). Los precios (con el IVA actual) van de los 20.750 a los 29.925 euros.

Las previsiones de ventas de este modelo para 2010 son de 1.500 unidades y para 2011 de 4.000 unidades.

A los mandos del Giulietta

Poco pudimos conducir en la presentación nacional del Alfa Giulietta, así que tendremos que esperar a una prueba a fondo para sacar más conclusiones sobre este modelo. Lo que sí me quedó muy claro es la calidad general de los acabados, la gran habitabilidad interior y la correcta postura de conducción.

Parece que se conduce muy fácilmente y que no tiene nada especial. El motor que probé era el 1.4 Turbo de gasolina con 170 CV y la verdad es que parece que empuja con muchas ganas en modo Dynamic y, sin embargo, es muy dulce en modo normal.

En Motor

    0
    comentarios

    Servicios