Menú

Citroën REVOLTe: el 2 CV del siglo XXI

Citroën combina las tendencias del mercado en el prototipo REVOLTe. Un vehículo compacto de propulsión híbrida recargable que llama la atención por su colorido y la creatividad en la concepción de su interior. Novedad mundial en el pasado Salón del Automóvil de Frankfurt.

Supermotor

0
Citroën combina las tendencias del mercado en el prototipo REVOLTe. Un vehículo compacto de propulsión híbrida recargable que llama la atención por su colorido y la creatividad en la concepción de su interior. Novedad mundial en el pasado Salón del Automóvil de Frankfurt.

(Sergio Cobo) Citroën presentó en el todavía reciente Salón de Frankfurt su último prototipo. Se trata del Citroën REVOLTe, un coche pensado para la ciudad y que recuerda vagamente al mítico 2 CV. Y decimos vagamente, porque la simplicidad y opacidad características del clásico son ahora colorido y alta tecnología.

Personalidad propia

El Citroën REVOLTe es un vehículo ideal para los que quieran disfrutar de la funcionalidad en espacios urbanos sin renunciar al lujo y las líneas atractivas.

Por fuera, el nuevo prototipo llama la atención por su vistoso color violeta brillante. Sin embargo, El REVOLTe no se pierde en frivolidades. Su diseño exterior da la sensación de poderío por los marcados pasos de rueda y el capó redondeado. Además sus dimensiones compactas (3,68 m de longitud, 1,73 m de anchura y 1,35 m de altura) y escasa distancia con el suelo denotan una integración completa con el asfalto de cualquier ciudad.

Una vez que se abren las puertas antagónicas (diseñadas para un mejor acceso) se aprecia el colorido interior, muy funcional gracias a la originalidad de las tres plazas disponibles,y con una disposición nunca antes vista en un modelo de estas características.

Tecnología dentro y fuera

La mencionada organización del habitáculo recuerda más al mobiliario de una casa que al interior de un coche. Uno de los pasajeros traseros tiene la posibilidad de estirar las piernas gracias al espacio que deja el único asiento delantero. Además, los materiales utilizados harán las delicias de los más atrevidos. Cuero liso, terciopelo rojo carmín o aluminio que se alejan de los tradicionales acabados más sobrios.

Como prototipo de última generación, el Citroën REVOLTe presenta detalles tecnológicos que dan mayor valor al vehículo. Un ejemplo es la pantalla táctil del interior que se refleja en todo el habitáculo. Esto ocurre debido a un conjunto de cristales rojos hábilmente situados para conseguir dicho efecto.

Otros elementos son las vistosas células fotovoltaicas instaladas en el techo (que garantizan el uso de sistemas como el climatizador aun con el motor parado) o las baterías recargables, que se instalan disimuladamente en los asientos traseros.

Propulsión híbrida

Tanto avance tecnológico no podía olvidarse del motor. El Citroën REVOLTe opta por una propulsión híbrida recargable.

Esta propulsión cuenta con un motor térmico tradicional de pequeña cilindrada asociado a un motor eléctrico, pudiendo ambos ser los protagonistas a la hora de transmitir la potencia a las cuatro ruedas. Para los más ecológicos cabe la opción de circular en modo ZEV (Zero Emission Vehicle), es decir, un modo totalmente eléctrico. Y con él, la consabida posibilidad de conducir con cero emisiones y poco ruido, algo que se agradece en conducción urbana.

Temas

En Motor

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios