Menú

Rupérez: "El 11-S dio la razón a España en su lucha contra el terrorismo"

El 11 de septiembre de 2001, Javier Rupérez era el embajador de España en EEUU. Ahora, recuerda lo que sucedió aquel día.

0
El 11 de septiembre de 2001, Javier Rupérez era el embajador de España en EEUU. Ahora, recuerda lo que sucedió aquel día.
Javier Rupérez, ex embajador de España en EEUU | Archivo

Javier Rupérez, embajador de España en EEUU cuando ocurrieron los atentados del 11-S, considera que la magnitud de los atentados de aquel día contra EEUU superó "con mucho las acciones de ETA, pero lamentablemente dieron la razón a España" en la necesidad de combatir la capacidad desestabilizadora y destructora de los terroristas.

El embajador ha concedido una entrevista a la agencia Efe con motivo de la conmemoración del décimo aniversario de los atentados contra las torres gemelas de Nueva York. "Muchas, sino todas, las incertidumbres" que ssurgieron con aquella tragedia no han encontrado solución "todavía" dice Rupérez. Insiste en que la amenaza de Al Qaida y otras redes terroristas sigue vigente. El embajador español en Washington hasta 2004 augura que el 11-S abocó al mundo a vivir en un escenario de inseguridad "posiblemente, durante varias generaciones".

En esRadio, el programa Sin Complejos de Luis del Pino ha contado con la participación este sábado de Inocencio Arias, embajador de España en la ONU durante los atentados del 11-S. Arias ha contado cómo vivió los atentados desde España, donde "curiosamente me encontraba por unas reuniones". Inocencio Arias ha contado cómo les advirtieron del primer impacto y cómo vio por televisión el segundo avión chocando contra la torre sur del World Trade Center mientras trataba de localizar sin éxito a su familia (que entonces residía con él en Nueva York y se encontraba en la ciudad).

Para Inocencio Arias muchas cosas han cambiado desde entonces, entre otras el trabajo de los servicios de inteligencia e información de los países. "Ahora se pasan entre ellos mucha más información que antes", dice. Además, ha elogiado el patriotismo de los norteamericanos en la celebración del aniversario de la masacre y el homenaje a las víctimas y a su propio país.

"Son patriotas", a diferencia de España donde "la noción de patria está más devaluada". En EEUU, insistía "ser patriota es bueno es un motivo de orgullo, allí no levantarse ante una bandera es blasfemo. Allí las loas son constantes y frecuentes. El americano es muy solidario". En cambio, en España no existen esos sentimientos, lamentaba.

Por su parte, Rupérez recuerda que "la imagen al principio era surrealista, casi tanto como si se tratara de una película de terror". Rupérez tampoco se encontraba en EEUU. Como Arias, estaba en una reunión en Madrid durante 24 horas "no pude contactar con mi mujer y mis dos hijas".

Preguntado por el "efecto que tuvo el 11S en España", Rupérez señala que "los españoles sabiámos que el terrorismo tenía una capacidad de desestabilización terrible, pero nunca habíamos sido escuchados, incluso en el caso de los americanos, que nos habían ayudado muchísimo antes del 2001, pero como obligación con el aliado, no tanto por convencimiento".

Después de señalar que aquellos atentado daban la razón a España en su preocupación por la desestabilización que provoca el terrorismo señala el embajador que "La capacidad destructora del terrorismo estaba ahí. Y eso acentuó los lazos que ya se habían empezado a forjar entre los dos Gobiernos y facilitar una línea de comunicación más intensa y eficaz."

En este sentido, recuerda que durante aquellos años "España tuvo con EEUU las mejores relaciones que hemos tenido nunca. Desgraciadamente, la política exterior de Zapatero rompió con aquella excelente relación, que se debió haber mantenido con independencia de cuáles fueran sus preferencias ideológicas".

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia