Menú

Un grupo de prostitutas de Nevada apuesta por Ron Paul en la primarias republicanas

El más veterano candidato en las primarias del partido Republicano americano, Ron Paul, ha encontrado el inesperado apoyo de un burdel de Nevada.

LIBERTAD DIGITAL
0
Las trabajadoras del local, en una imagen promocional / Moonlight Bunny Ranch

El veterano candidato en las primarias republicanas, Ron Paul, está protagonizando una notable campaña obteniendo incluso algunos resultados importantes en los estados que hasta ahora han celebrado caucus o elecciones, como el tercer puesto en Iwoa (muy cerca de los dos primeros) y el segundo en New Hampshire.

Sin embargo, en los últimos días ha recibido un inesperado apoyo que podría no ayudarle demasiado en los comicios de la conservadora Carolina del Sur: el de un burdel legal del estado de Nevada que está haciendo una campaña cuanto menos peculiar: "Proxenetismo por Paul".

Se trata, además, de un lugar con cierta transcendencia mediática ya que fue donde se rodó una de las series más polémicas de la conocida cadena HBO, Cathouse, de la que se emitieron varias temporadas y algunos especiales en los que se documentaban las vidas y el día a día de los trabajadores del Bunny Ranch, un burdel en el estado de Nevada en el que se ejerce la prostitución de forma legal.

Liberal, pero no tanto

Ron Paul es el candidato del Partido Republicano que más se identifica con posiciones liberales, incluyendo aspectos polémicos como la legalización de las drogas. Sin embargo, como ferviente baptista que es, Paul nunca se ha mostrado partidario de la tratar la prostitución como un negocio más.

De hecho, según informa la CNN la campaña del candidato se ha desmarcado con rapidez del sorprendente apoyo, aunque han recalcado que estas situaciones son parte del "precio de la libertad" y que, dentro de la constitución americana, "este tipo de problemas se resuelve a nivel local". Además, han recalcado que si Paul hubiese sido un legislador del estado de Nevada "habría votado en contra de la legalización de la prostitución".

Sin embargo, el propietario del burdel está tratando de colaborar con la campaña de Ron Paul desde el punto de vista económico: "Las chicas son buenas para sacarle el dinero a los clientes, por un dólar, cinco, cincuenta o cien, lo que tengan", asegura el dueño del lupanar, que espera instrucciones para realizar una donación legal que no está claro que se acabe aceptando. 

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios