Menú

"¿Cómo que ha abandonado el barco? ¡Vuelva, que hay muertos!"

Schettino dijo que estaba "coordinando" en todo momento y hasta llegó a decir que creía que estaba solo. La cifra de fallecidos asciende a 11.

0
Conversación con el capitán del Concordia Los protagonistas

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Schettino dijo que estaba "coordinando" en todo momento y hasta llegó a decir que creía que estaba solo. La cifra de fallecidos asciende a 11.

El comandante del crucero Costa Concordia, Francesco Schettino, fingió en sus conversaciones con la Capitanía de Puertos que continuaba a bordo del buque cuando ya lo había abandonado y cuando apenas había comenzado la evacuación de pasajeros, según se desprende del diálogo que mantuvo la noche del accidente recogido por el diario Il Corriere della Sera.

Su primera conversación con la Capitanía de Puertos de la Guardia Costera se registró a las 0:32 horas del sábado, cuando, según algunos testigos, el comandante ya había abandonado el buque siniestrado. Los agentes de la Guardia Costera le preguntaron cuántos pasajeros quedaban a bordo y él respondió que habían sido evacuadas unas 4.000 personas cuando apenas habían dejado el crucero unas 40. "Ahora vuelvo al puente -de mando-", aseguró Schettino, antes de explicar que se había ido a popa, la parte trasera del barco, para "saber qué estaba pasando. "¿Está sólo usted?", le preguntaron desde la Capitanía, a lo que respondió que creía que estaba solo.

A las 0:42 horas se produce la segunda conversación telefónica, según recoge Europa Press, en la que el personal de la sala de operaciones de la Capitanía le pregunta cuántas personas deben ser evacuadas todavía. "He llamado a la compañía y me dicen que son un centenar de personas", afirmó el comandante del Costa Concordia, cuando, según el rotativo italiano, el proceso de evacuación estaba en pleno desarrollo.

"Yo estoy coordinando", añadió Schettino, antes de reconocer que no estaba a bordo del crucero. "No podemos estar a bordo porque el buque estaba 'apopándose' -hundiéndose por la popa, la parte trasera-". "Hemos abandonado el barco", admitió. En ese momento, el oficial de guardia de la Capitanía le preguntó si había abandonado el barco y Schettino respondió negándolo aunque, en otra llamada posterior, reconoció que no estaba a bordo del buque, al recibir la "orden" del oficial de dirigir el proceso de evacuación y averiguar cuántos niños y mujeres continuaban en el buque.

Posteriormente, el oficial de guardia le transmitió que habían sido localizados varios "cadáveres", a lo que Schettino respondió preguntándole cuántos muertos se habían confirmado. "Eso debería decírmelo usted. ¿Qué quiere hacer? ¿Quiere irse a casa? Vaya arriba y díganos qué se puede hacer, cuántas personas quedan y qué necesitan", afirmó el oficial, al que Schettino respondió fingiendo aún que seguía bordo: "Está bien. Estoy yendo".

Está fue la conversación: "¿Pero cómo que ha abandonado la nave?", preguntaron desde la Capitanía. "Vuelva inmediatamente a bordo, suba por la escalera de seguridad y coordine la evacuación. Debe decirnos cuánta gente hay todavía allí: niños, mujeres, pasajeros, el número exacto de cada categoría", añadieron. "Comandante, es una orden, ahora mando yo. Antes ha declarado que ha abandonado el barco, vuelva a la proa y coordine el rescate porque ya hay muertos".

En Internacional

    0
    comentarios
    Acceda a los 12 comentarios guardados

    Servicios