Menú

Sarkozy se crece tras el debate: "Los sondeos mienten, no está decidido"

Aunque las encuestas siguen dando como vencedor a Hollande, Sarkozy cree haberle ganado terreno tras el debate electoral. 

Libertad Digital/AGENCIAS
0
Aunque las encuestas siguen dando como vencedor a Hollande, Sarkozy cree haberle ganado terreno tras el debate electoral. 
Nicolás Sarkozy

"Desde hace semanas, los sondeos mienten", subrayó en una entrevista a la emisora de radio RTL Sarkozy, al que todas las encuestas siguen dando como perdedor frente a Hollande, aunque en los últimos días las diferencias se hayan reducido algo.

Insistió en que cree que "habrá un voto muy importante en la segunda vuelta" y en que "nunca una elección ha estado tan indecisa" y se decidirá "en el último momento".

En la entrevista, dedicada al comentario del debate televisivo de anoche, el presidente candidato aprovechó para criticar a su rival, para el que "toda persona que no es de izquierdas es sospechosa" y que "promete un gasto de locura". Le reprochó al líder socialista en particular su negativa a incorporar en la Constitución la conocida como "regla de oro", que obligue a todos los gobiernos en ejercicio a políticas tendentes al equilibrio financiero. Y reiteró por su parte, que si gana el domingo llevará ante el Parlamento esa reforma constitucional, y que si no consigue allí la mayoría suficiente, someterá la cuestión a referéndum.

Sarkozy defendió su política económica y fiscal frente a la crisis, y de nuevo la justificó señalando que su actuación se justifica porque "no quiero que Francia esté en la situación de España". 

¿Quién ganó el debate?

Un total de 17,79 millones de espectadores siguieron en Francia el debate entre los dos aspirantes a la Presidencia del país, que la prensa gala califica como un duelo de "alta tensión" marcado por una batería de intercambios técnicos que no dejó un claro vencedor.

El socialista Hollande y el conservador Sarkozy "se enfrentaron ayer en una lucha sin cuartel" de cerca de tres horas que no dejó "ningún vencedor por K.O., pero un festival de pequeñas frases" para la memoria, destaca hoy el popular diario Le Parisien/Aujourd'hui en France. En un ambiente "glacial", los contendientes se enfrascaron en una batalla de cifras -cerca de 80 citas por parte de Sarkozy y más de 40 del lado de Hollande- en la que "Alemania salió ganando", ya que ambos citaron al país germano como ejemplo en materia económica, agrega.

"Ni vencedor, ni vencido" en un intercambio en el que Sarkozy se mostró "muy belicoso" y en el que Hollande estuvo "más preciso y sólido de lo que cabía imaginar", agrega el diario sobre el intercambio, difundido simultáneamente por siete cadenas de televisión.

"Sobre el papel, este empate le sirve al favorito de los sondeos en detrimento del saliente , que se dirigió directamente a los electores de Marine Le Pen y de (el centrista) François Bayrou para lograr marcar la diferencia", concluye el diario. 

Por su parte, el conservador Le Figaro que abre con el titular "alta tensión", también habla de un duelo "sin tregua" entre Hollande y Sarkozy y dice que mantuvieron un enfrentamiento "denso". Según ese periódico, Hollande intentó presentarse como "adalid de la Francia apacible" frente Sarkozy, candidato de "la autenticidad", agrega "Le Figaro", que carga contra el socialista en su editorial y le acusa de presentar al presidente saliente como al "culpable ideal".

El progresista Libération, por su parte, señala al socialista como vencedor del debate con una gran foto de portada para ambos contendientes bajo el titular "Hollande preside el debate". Resume el diario que Sarkozy intentó "defender su balance" mientras que Hollande quiso mostrar que tiene "talla presidencial" en un combate verbal eléctrico desde el inicio. 

"La tensión se instala apenas tres minutos después del inicio, desbaratando a los allegados del presidente, que no se esperaban a un Hollande tan combativo", dice. Utilizando el símil pugilístico, ese periódico asegura que Sarkozy "golpeó" y Hollande "le envió contra las cuerdas". Libération acusa en su editorial al candidato conservador de no querer asumir su balance presidencial.

La edición digital del vespertino Le Monde se refiere a un "debate particularmente tenso, incluso violento" y destaca los ataques personales, el empleo, Europa y la inmigración como los momentos más destacados de la emisión.

La radio pública "France Info" resalta que las dos horas y cincuenta minutos de debate televisado lo convirtieron en el más largo de la historia de Francia, en el que los candidatos renunciaron a un tono "culto" o elevado. 

 

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios