Menú

El G-8 quiere a Grecia dentro del euro pero le pide respeto a sus compromisos

En la declaración de la cumbre se hace mención expresa a Grecia y también a la necesidad de que cumpla los planes de ajuste.

ld/agencias
0
En la declaración de la cumbre se hace mención expresa a Grecia y también a la necesidad de que cumpla los planes de ajuste.
Cameron, Medvedev y Merkel durante la cena. | EFE

La declaración de los líderes del grupo de las ocho economías más importantes del mundo (G-8) apoya expresamente la permanencia de Grecia en el euro y manifiesta la necesidad "imperativa" de aplicar medidas para impulsar el crecimiento y crear empleo.

"Estamos de acuerdo en la importancia de una eurozona fuerte y unida para la estabilidad y la recuperación global y afirmamos nuestro interés en que Grecia permanezca en la eurozona y respete sus compromisos", señala el comunicado final de la cumbre.

El texto defiende además la reducción del déficit público como vía para la reactivación económica, pero reconoce que los criterios deben aplicarse con flexibilidad a cada país, ya que las condiciones "no son las mismas para cada uno de ellos".

Al mismo tiempo, acordaron que todos los gobiernos del G8 "necesitan tomar acciones para aumentar la confianza y alimentar la recuperación, incluidas reformas para aumentar la productividad, el crecimiento y la demanda dentro de un marco sostenible, creíble y macroeconómico no inflacionario".

"Apoyamos políticas de consolidación fiscal sólidas y sostenibles que tengan en cuenta las condiciones de evolución de los países y aseguren la confianza y la recuperación económica", indica el comunicado conjunto, muy centrado en transmitir un mensaje de confianza a las medidas tomadas por los líderes de la Eurozona.

"Es imperativo promover el crecimiento y el empleo. La economía global muestra señales prometedoras, pero persisten los vientos de frente", indica el texto consensuado en una sesión en Camp David centrada en la economía, que tenía previsto durar una hora y se prolongó más de dos.

"Apoyamos reformas estructurales y inversión en educación y modernización de infraestructuras de manera apropiada", al tiempo que los países miembros se comprometen a promover inversiones para fortalecer la demanda, así como apoyo a pequeñas y medianas empresas y cooperación entre el sector público y privado.

En texto incluye un epígrafe a favor del comercio internacional, la protección de las inversiones, contra el proteccionismo y destaca la importancia de proteger los derechos de propiedad intelectual a nivel internacional.

En declaraciones a la prensa, la canciller alemana, Angela Merkel, indicó con respecto a Grecia que "hemos reiterado que todos queremos que Grecia permanezca en la eurozona, con la condición de que cumple sus obligaciones en el marco del segundo rescate".

"Hemos dicho que, si podemos hacer en algún momento algo más para impulsar el crecimiento en Grecia, a través del Banco Europeo de Inversiones o los fondos estructurales, estamos por supuesto abiertos a ello, pero eso no es un sustituto para las obligaciones de Grecia", indicó la canciller.

La apuesta de Obama

Ya en su exposición, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, abogó por aplicar medidas económicas que generen crecimiento y puestos de trabajo, aunque sin renunciar a las medidas para la reducción del déficit público.

"Todos nosotros estamos absolutamente comprometidos con que tanto el crecimiento como la consolidación fiscal se incluyan en un paquete global que resulte en el tipo de prosperidad que todos estamos buscando para nuestros ciudadanos", ha afirmado Obama en rueda de prensa tras reunirse con el primer ministro británico, David Cameron.

Sentado junto a los jefes de Estado y de Gobierno de Canadá, Japón, Rusia, Reino Unido, Francia, Alemania e Italia en la residencia de descanso presidencial en las montañas Catoctin, Obama dijo que tras la cena de ayer, que duró hasta la medianoche y que versó sobre la crisis en Siria, el desafío nuclear iraní, las provocaciones de Corea del Norte y la agenda de reformas de Birmania, hoy la crisis europea centrará la primera sesión del G8.

Cameron, además, aseguró tras el encuentro con Obama que los dirigentes del G-8 han logrado avances en la resolución de las dos principales amenazas a sus economías: la crisis de la eurozona y los altos precios del petróleo.

"Se van a aplicar los planes concretos necesarios, el fortalecimiento de los bancos, la gobernanza y los cortafuegos. Todas estas cosas deben ocurrir muy rápido", dijo en rueda de prensa tras una reunión bilateral con el presidente estadounidense.

Tras el encuentro, el dirigente británico ha explicado que ha detectado "una creciente sensación de urgencia sobre la necesidad de tomar medidas" respecto a la crisis de la eurozona.

En ese sentido, ha señalado que la canciller alemana, Angela Merkel, está "absolutamente en lo cierto" cuando sostiene que cada país debe poner en marcha planes contundentes contra el déficit público. "El crecimiento y la austeridad no son excluyentes", ha señalado.

Hollande y los bancos españoles

Por su parte, el presidente francés, Francois Hollande, afirmó que los líderes del G8 reunidos para tratar asuntos económicos "no trataron" sobre las necesidades de capital de los bancos españoles.

El flamante presidente galo se mostró el viernes favorable a que se recapitalice a los bancos españoles en apuros, poco después de mantener una reunión con el presidente estadounidense, Barack Obama, previa al inicio de la cumbre de las potencias industrializadas y Rusia.

Hollande se limitó a negar que en la sesión de más de dos horas centrada en la crisis de la Eurozona los líderes del G8 hablaran de la necesidad de destinar fondos, que podrían venir de fondos europeos, para ayudar a la banca española.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 14 comentarios guardados

    Servicios