Menú

¿A quién apoyan los famosos en las elecciones británicas?

Las celebrities son un jugoso reclamo para todo director de marketing electoral. Desde la década de los 50 famosos de todo pelaje han sido reclutados por las formaciones políticas, que trataban así de poner una cara amable a los huecos y áridos discursos. En Reino Unido, ¿Quién apoya a quién?

0
Las celebrities son un jugoso reclamo para todo director de marketing electoral. Desde la década de los 50 famosos de todo pelaje han sido reclutados por las formaciones políticas, que trataban así de poner una cara amable a los huecos y áridos discursos. En Reino Unido, ¿Quién apoya a quién?
Algunas de las celebrities políticamente activas.

Aunque en ocasiones los políticos se hayan hecho cruces con las "adhesiones espontáneas" de algunos famosos – como el apoyo que brindó la superstar Britney Spears a John McCain- generalmente suele ser un potente arma de convicción, en la que las formaciones luchan – puertas para adentro- por quedarse con el famoso más cool del momento.

El caso de las comicios británicos no está siendo una excepción. A menos de diez días de la cita con las urnas, ya son muchas las caras conocidas que han entrado oficialmente en campaña electoral.

Algunos, como el veterano actor Michael Caine son todo un ejemplo de activismo político, aunque de opinión un tanto cambiante. El ganador de dos Oscar –por Hannah y sus hermanas y Las reglas de la casa de la sidra– fue thatcherista confeso en la década de los 80, pero cayó en los brazos de Blair años más tarde. Contra todo pronóstico, ahora regresa al abrigo de los conservadores, que se lo llevaron incluso a la apertura de la campaña británica: "Esta vez voy a votar por David" aseguró .

El líder tory también ha hecho las delicias de la antaño chica picante pelirroja, Geri Halliwell. Su compromiso con la formación tiene raíces: en 1996 ya aseguró que "Nosotras, las Spice, somos verdaderas thatcheristas". De la misma quinta de celebrities venidas a menos es Gary Barlow, cantante de la extinta banda Take That. El que fuera ídolo de las quinceañeras noventeras profesa su apoyo a David Cameron, y ha sido oficialmente enrolado en las filas conservadoras, mediante una especie de "Operación Triunfo" para sacar de la calle a los niños de las zonas marginales.

Que también la cantante e ídolo teen Lily Allen sea la nueva tory de moda no es casual. La estrategia de los conservadores pasa por el fichaje de caras nuevas que les permita desprenderse de esa imagen apolillada de los tories, y acabar con el recelo que la juventud tiene con la formación conservadora. Además de las nuevas incorporaciones, David Cameron sigue respaldados por las viejas glorias del famoseo, comprometidas fuertemente con el thatcherismo: la actriz Joan Collins, el compositor Andrew Lliy Webber, o el actor William Roche.

Los lib-dem, los más cool

Pero, al igual que el primer debate electoral, Clegg le lleva ventaja a Cameron en la batalla de reclutamiento de celebrities. Gracias a su gancho de frescura, el liberal demócrata se ha llevado al top de los famosos británicos, que más tirón podrán tener entre los jóvenes.

Es el caso de Daniel Radcliffe, Harry Potter en la gran pantalla, que usó la catapulta de la prestigiosa revista de Vogue para dar el pistoletazo de salida a la campaña de los liberales: "Votaré por ellos, sin sombra de duda" aseguraba. Del mismo modo ha ocurrido con el marido de Gwyneth Paltrow y líder del grupo Coldplay, Chris Martin, se ha confesado como otro de los liberales de nuevo cuño, seducidos por la vorágine del "efecto Clegg". A través del manifiesto "Por qué voto a los liberal demócratas", el actor Colin Firth ha evidenciado su absoluto compromiso con la tercera formación de la política británica.

Pero sin duda, el galardón al compromiso más firme se lo lleva John Cleese, ya desde los tiempos en que formaba parte de Monty Phyton. Con un poco de paciencia, aún puede encontrarse aquél monólogo que dedicó a explicar por qué había que votar a los liberal demócratas, allá por 1992. Por supuesto, Clegg ha desbordado las expectativas del irreverente cómico. Reseñable también es el apoyo de la ex chica bond Honor Blackman.

El laborismo, en horas bajas

En el capítulo de celebrities que se enrolan en el laborismo, la cabeza más visible es la multimillonaria creadora de Harry Potter, J.K Rowling. Sus abultadas donaciones al partido nunca fallan, y tampoco sus tribunas en The Times cargando contra el líder conservador. Como un reflejo de la propia intención de voto, Gordon Brown también ha sufrido el éxodo de sus famosos más queridos. La pérdida más notable ha sido Noel Gallagher, del grupo Oasis, que abandonó el voto laborista con Blair, durante la guerra de Irak. A cambio, la formación en el poder ha ingresado a David Tennant, actor de la exitosa serie Doctor Who, quien incluso se ha fotografiado con la esposa del premier británico, Sarah Brown.

Muchos esperan aún a que Sir Sean Connery se pronuncie antes de las elecciones. Durante mucho tiempo ha sido un seguidor del nacionalista escocés SNP, e incluso el ex James Bond llegó a asegurar que Alex Salmond fue "el mejor líder que Escocia ha tenido nunca". En estos comicios aún no se ha pronunciado, pero se le espera.

En Internacional

    0
    comentarios
    Acceda a los 9 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia