Menú

Alonso prepara su visita a Estados Unidos: "Nada más lógico que llevarnos bien con nuestro aliado y amigo"

El ministro de Defensa ha declarado que no hay "nada más lógico que llevarnos bien" con Estados Unidos, un país "aliado y amigo" al que viajará este domingo para mantener "las buenas relaciones" hispano-norteamericanas. Tras seis meses al frente de la cartera militar, Alonso se verá en el Pentágono con el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld y en Nueva York con Kofi Annan y responsables de la Organización de Estados Americanos (OEA). El político ha descartado que vaya a proponer una entrevista entre Zapatero y Bush: "A mí no me corresponde hacer más política exterior que la vinculada con el ámbito de la Defensa", ha dicho.

0
El ministro de Defensa ha declarado que no hay "nada más lógico que llevarnos bien" con Estados Unidos, un país "aliado y amigo" al que viajará este domingo para mantener "las buenas relaciones" hispano-norteamericanas. Tras seis meses al frente de la cartera militar, Alonso se verá en el Pentágono con el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld y en Nueva York con Kofi Annan y responsables de la Organización de Estados Americanos (OEA). El político ha descartado que vaya a proponer una entrevista entre Zapatero y Bush: "A mí no me corresponde hacer más política exterior que la vinculada con el ámbito de la Defensa", ha dicho.
José Anotnio Alonso.
L D (EFE)  El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, aseguró este sábado que no hay "nada más lógico que llevarnos bien" con Estados Unidos, un país "aliado y amigo" al que viajará este domingo para mantener "las buenas relaciones" hispano-norteamericanas. El titular de Defensa reveló que el lunes se verá con el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, en el Pentágono, y el miércoles en Nueva York con el secretario general de la ONU, Kofi Annan, además de reunirse con responsables de la Organización de Estados Americanos (OEA) y visitar la base naval de Norfolk (Virginia).

Alonso, que cumple ahora seis meses al frente de la cartera de Defensa, destacó que viaja a EEUU con el ánimo de tratar con Rumsfeld de las relaciones bilaterales y para "seguir manteniendo, como no puede ser de otro modo, las buenas relaciones que tenemos con EEUU, un país aliado y amigo". También descartó que vaya a proponer una entrevista entre Zapatero y Bush: "A mí no me corresponde hacer más política exterior que la vinculada con el ámbito de la Defensa. Somos un país y un Gobierno europeísta, atlantista y soberano, y toma las decisiones que tiene que tomar de forma autónoma en el marco político de la UE y la OTAN".

Además, Alonso agregó que no hay "nada más lógico que llevarnos bien como nos llevamos con Alemania, Francia, Reino Unido o cualquier otro país, al margen de las diferencias puntuales que podamos tener", y aseguró que la presencia de la bandera de EEUU en el último desfile del Día de la Fiesta Nacional "es un síntoma más de normalidad" en las relaciones.

El ministro ha concertado una reunión con Kofi Annan, "porque Naciones Unidas es el sitio donde necesariamente se tiene que producir el multilateralismo en las relaciones internacionales que el Gobierno propugna como medio estratégico para solucionar los problemas del mundo".
Alonso cree que hay que confiar en el fin del conflicto entre Israel y Hezbolá

Las misiones militares internacionales centran las preocupaciones de Alonso, compañero de pupitre de José Luis Rodríguez Zapatero y magistrado de profesión. Alonso confesó que durante su reciente visita a Líbano ha encontrado "bien" a los soldados españoles, "muy motivados y contentos", y subrayó que el despliegue ha sido "técnicamente bueno y muy acertado". En su opinión, hay "motivos objetivos" para confiar en que se logre que el cese de hostilidades en la zona sea definitivo, aunque manifestó que mantiene "una importante dosis de prudencia, porque es un país y una región muy complicada, donde hay lógicas que perviven desde hace décadas y a las que hay que afrontar con una fortísima y potentísima labor política y diplomática".

Afirmó que "las misiones militares están para ayudar a la política a hacer su trabajo, y su trabajo pasa por pacificar el Líbano, y encontrar un arreglo al conflicto y un acomodo a todos los actores de la región". Sobre Kosovo afirmó que "cuando se defina el estatuto final, de eventual independencia, por parte de Naciones Unidas, se replanteará el sentido, el objetivo y el futuro de la presencia militar". Según Alonso, España tiene el nivel de presencia en Líbano y Afganistán, "dos escenarios candentes", que "queremos tener" y que "se corresponde con las capacidades y compromisos con la comunidad internacional, por lo que no se contempla ningún cambio".

Se mostró "razonablemente satisfecho" de los seis meses al frente de Defensa, periodo en el que, según destacó "se ha seguido mejorando el proceso de transformación y modernización de los Ejércitos, y ajustado la política exterior de Defensa, siempre en coordinación con Exteriores y bajo la dependencia de Presidencia del Gobierno". "Por lo tanto hemos seguido trabajando para ser mas europeístas y atlantistas, que son nuestros dos espacios naturales en la política exterior de Defensa", precisó Alonso, leonés de 46 años con fama de discreto y con una puesta en escena distinta a la de su antecesor en el cargo, José Bono.
 
"Hay dinero más que suficiente para misiones en el exterior"

Sobre el presupuesto de su departamento para 2007, dijo que es "el mejor de los últimos 20 años. Hay un aumento del 8,6 por ciento, más de 600 millones de euros, que va a permitir hacer frente a los compromisos salariales militares, y subir los sueldos como habíamos prometido, y seguir con el proceso de modernización, racionalización y transformación".

Aclaró que el coste de las operaciones internacionales no afecta al presupuesto y aseguró: "hay dinero más que suficiente" para misiones en el exterior. Sobre el ambiente dentro de los Ejércitos, el ministro consideró superado el caso del general Mena, ante el que "el Gobierno reaccionó como debía". "Ese capítulo pertenece al pasado. Los militares españoles están en la misma disposición, trabajan y se comportan igual que los militares de otros países de la UE".

Por otra parte, el ministro, partidario de eliminar los símbolos franquistas de los edificios y lugares públicos, afirmó que el Gobierno se remite a la ley actualmente en el Parlamento "y, una vez que salga, ejecutarla con toda normalidad y tranquilidad". "Si hay que retirar símbolos, se hará con arreglo a estudios precisos, meditados y con toda tranquilidad", puntualizó Alonso en referencia a la retirada de las cuatro estatuas de Franco que aún quedan en España.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation