Menú

Aznar apoyará la ortodoxia económica de Lula, con el que hablará de la situación de Latinoamérica

El presidente del Gobierno español, José María Aznar, comienza este miércoles una visita oficial a Brasil, con una jornada dedicada fundamentalmente a reafirmar su apoyo a la política económica del presidente Lula da Silva y a alentar la presencia de capital español en el mercado brasileño. España ya es el primer inversor europeo y el segundo del mundo en el mercado brasileño, con un importe total acumulado de 25.000 millones de dólares.

0
L D (EFE) Aznar, que llegó en la noche de este martes a la capital federal del país, asistió a un desayuno de trabajo con empresarios españoles organizado por la patronal CEOE, para examinar el resultado de los proyectos conjuntos actualmente en marcha y explorar nuevas áreas de negocio comercial y de inversiones. España ya es el primer inversor europeo y el segundo del mundo en el mercado brasileño, con un importe total acumulado de 25.000 millones de dólares, que se concentra fundamentalmente en los sectores de telecomunicaciones, electricidad, petróleo, gas, banca y seguros, según explicaron fuentes oficiales españolas. Los intercambios comerciales entre ambos países generan en cambio un volumen más modesto, que se situó durante el pasado ejercicio en unos 2.200 millones de dólares, como resultado de unas ventas españolas a Brasil de cerca de 950 millones y unas compras de bienes y productos brasileños por valor de unos 1.200 millones.

En todo caso, Aznar ha acudido a Brasil dispuesto a dejar clara la confianza de su Gobierno en el futuro de este mercado y en la política de "ortodoxia económica y contención fiscal" que el presidente de la República, Luiz Inácio Lula da Silva, está llevando a cabo "con un enorme sacrificio" y sin caer en la tentación del "populismo irresponsable". El jefe del Ejecutivo español valora los esfuerzos de Lula en una coyuntura tan difícil como la actual, en que la economía brasileña ha entrado técnicamente en recesión, y le apoya en el desarrollo de una política que, según destaca el Gobierno español, ha logrado reducir el riesgo país de Brasil de 2.000 a 600 puntos. Así se lo hará ver Aznar al jefe del Estado brasileño, en la reunión seguida de almuerzo que celebran esta mañana en el Palacio de Itamaraty, sede del ministerio de Exteriores, donde tendrán ocasión no sólo de evaluar la marcha de las relaciones bilaterales, sino también de intercambiar puntos de vista sobre las negociaciones UE-Mercosur, el diálogo iberoamericano y la crisis de Irak.

El presidente del Gobierno español siempre ha subrayado la necesidad de lograr cuanto antes un acuerdo comercial entre la Unión Europea y Mercosur y considera que este proceso no es incompatible con el desarrollo del Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA), sino complementario. La agenda de Aznar en Brasilia incluye precisamente su asistencia al Foro Empresarial Mercosur-UE, en el que participan empresarios y altos cargos de la Administración de países europeos y sudamericanos y ante el que intervendrán hoy por la tarde el jefe del Ejecutivo español y el presidente brasileño. Lula es firme partidario de potenciar la unión aduanera de Mercosur con la UE, actual primer socio comercial de su país, y ve con interés las posibilidades que ofrecería a Brasil esta integración para negociar con otros Estados, pero se muestra reacio a aceptar el ALCA salvo que garantice la solidaridad de los países más ricos con los más pobres, al estilo de la Unión Europea.

Respecto al diálogo entre las naciones que integran la comunidad iberoamericana, Aznar y Lula avanzarán en los preparativos de la próxima cumbre de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) y tendrán la oportunidad de tratar de forma específica la situación de algunos de estos países, como Argentina, Venezuela y Cuba, con cuyos líderes el presidente brasileño mantiene una buena relación. En cuanto a la crisis de Irak, intercambiarán opiniones sobre el modo en que la resolución 1511 del Consejo de Seguridad de la ONU y el resultado de la reciente Conferencia de Donantes de Madrid pueden contribuir a acelerar la reconstrucción y estabilización del país, un proceso con el que Brasil ya se ha comprometido a colaborar. El programa de este miércoles incluye además una entrevista de Aznar con los máximos dirigentes del Partido del Frente Liberal (PFL) y se completará a última hora de la tarde con la inauguración, junto al ministro brasileño de Cultura, Gilberto Gil, de una muestra del escultor Pablo Serrano.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios