Menú

Aznar habló con los líderes árabes sobre el posible exilio de Sadam Husein

La ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, ha reconocido que el presidente del Gobierno, José María Aznar, ha intercambiado puntos de vista con líderes árabes sobre la posibilidad de que el presidente iraquí, Sadam Husein, se exilie.

0
L D (EFE) Este martes, en los pasillos del Congreso, donde se debatían proposiciones sobre la crisis de Irak, la jefa de la diplomacia española fue preguntada por las propuestas surgidas en torno a un posible exilio de Sadam Husein. La ministra dijo que una propuesta que permita "conseguir el desarme por un medio pacífico pues buena es" y recordó que el Ejecutivo "siempre ha destacado que el problema gravísimo es la falta de cooperación plena del régimen de Sadam Husein, que no tiene voluntad política de cooperar".

"Si se organizase" una situación en la que Sadam Husein "saliera", sería una "hipótesis que por qué no hay que estudiar de cerca", dijo Ana Palacio, quien advirtió no obstante de que aún "no hay una propuesta firme como para apoyar, es algo que el presidente del Gobierno ha estado hablando con colegas árabes", con los que ha contactado para intercambiar puntos de vista sobre el borrador de resolución propuesto por EEUU, Reino Unido y España, así como para analizar las posibilidades de relanzar el proceso de paz en Oriente Próximo. Según Ana Palacio, "cualquier cosa que busque el consenso y que consiga el desarme del régimen iraquí sin intervención militar, bienvenido sea".

Sin embargo, la ministra puntualizó que "nosotros no hemos entrado" en el fondo de esta cuestión, ya que es muy difícil de llevar a cabo en términos legales. Se trataría de que el propio Sadam Husein aceptara el exilio, algo que parece que ya habría aceptado días atrás, cuando se habló de una oferta de la CIA admitida por el líder iraquí, aunque con varias condiciones, como una indemnización de 2.200 millones de dólares y el permiso para asilarse en Arabia Saudí. Este país, al parecer, se opuso a acoger a Sadam y a sus familiares y partidarios.

Al mismo tiempo, se valora la posibilidad de que Sadam Husein se exilie en algún país que no haya ratificado el Tribunal Penal Internacional, porque el líder iraquí, aunque le prometieran que no sería juzgado por crímenes contra la humanidad, conoce el precedente de Milosevic. Se ha hablado de Rusia, pero este país parece que también se niega a acoger a Sadam, e incluso La Razón publicó que Marruecos podría ser otro país candidato, aunque fuentes del reino alauí no lo confirmaron. Ese mismo diario insinuó que Francia podría ser otro de los países de acogida, pero analistas internacionales interpretan el dato como una “intoxicación”.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios