Menú

Bono revela que en su viaje a Venezuela acordó la venta de patrulleras y aviones de transporte

El ministro de de Asuntos Exteriores de Venezuela, Alí Rodríguez desmentía este domingo que Caracas fuese a comprar a Madrid cuatro "corbetas o patrulleros de altura", como informó El País, tras el viaje secreto del ministro de Defensa español, José Bono, a Caracas. Rodríguez precisó que "con España se está negociando lanchas patrulleras, que es distinto que cuatro corbetas o destructores". Bono, que compareció este lunes en la Comisión de Defensa del Congreso, confirmaba que los acuerdos alcanzados con Venezuela son para la venta de aviones de transporte y buques de vigilancia costera.

0
El ministro de de Asuntos Exteriores de Venezuela, Alí Rodríguez desmentía este domingo que Caracas fuese a comprar a Madrid cuatro "corbetas o patrulleros de altura", como informó El País, tras el viaje secreto del ministro de Defensa español, José Bono, a Caracas. Rodríguez precisó que "con España se está negociando lanchas patrulleras, que es distinto que cuatro corbetas o destructores". Bono, que compareció este lunes en la Comisión de Defensa del Congreso, confirmaba que los acuerdos alcanzados con Venezuela son para la venta de aviones de transporte y buques de vigilancia costera.
"
LD (Agencias) Este lunes, ante la Comisión de Defensa del Congreso, el ministro de Defensa, José Bono, informó sobre el protocolo en materia de defensa ultimado con Venezuela, pero evitó precisar "por prudencia" los detalles de dicho acuerdo, así como el número de aviones y barcos que se venderán a ese país.

Tras afirmar: "no nací para vender armas", Bono resaltó la ausencia de "componentes belicosos" en la exportación de esos aviones de transporte y buques de vigilancia de la zona costera. Recalcó que fue a Caracas a finales de enero en un viaje de 36 horas de duración que no fue "secreto ni clandestino". Bono concretó que fue encomendado por el presidente del Gobierno para avanzar en las negociaciones del contrato, similar al que España tiene suscrito con Colombia, y para defender los intereses de España.

El titular de Defensa explicó a los diputados que durante su estancia en Caracas se entrevistó con el presidente, Hugo Chávez, y los ministros de Exteriores y de Energía (también presidente de la petrolera venezolana). Confesó que el resultado de ese acuerdo para los intereses de España va a ser "muy bueno", porque, entre otras cuestiones apuntó que permitirá que 600 personas tendrán trabajo los próximos seis años en Izar y dará empleo a otras 300 en EADS-CASA en los próximos tres años.

Bono, que dijo que en este asunto hay que actuar con prudencia y de forma transparente, el ministro de Defensa lamentó que el viaje haya sido utilizado para desgastar al Gobierno y aplaudió la mejora de las relaciones entre Colombia y Venezuela, que ya han superado sus problemas. Aseguró que España actúa con arreglo al principio de legalidad internacional y agregó que en el protocolo de colaboración se ha cumplido a "rajatabla" el código europeo en esta materia. Asimismo confesó que Estados Unidos, al igual que otros países con representación diplomática en Madrid, han estado puntualmente informados del viaje y del protocolo de colaboración industrial en materia de Defensa entre España y Venezuela.

El PP criticó el momento elegido por el ministro para viajar a Venezuela, así como el carácter "clandestino" que se le dio, según explicó su portavoz de Defensa, Fernando López Amor. López Amor opinó que el actual estado de las relaciones entre Venezuela y Colombia no aconsejaba un desplazamiento de este tipo al poder dar pie a "sospechas infundadas" sobre una posible inclinación de España hacia los intereses del régimen de Hugo Chávez. El diputado del grupo popular reprochó también a Bono que justificara la visita a Caracas "en términos económicos", en lugar de políticos. Josep Maldonado, de CiU, opinó que el Gobierno debería "fomentar el aumento de cuotas de democracia" en Venezuela, en lugar de comerciar armamento, y se preguntó si este tipo de actuaciones contribuyen a "la cultura de la paz" que postula el Ejecutivo.
 
Venezuela ya desmentía este domingo la compra de buques de combate
 
Por su parte, los ministros de Asuntos Exteriores de Venezuela y Colombia, Carolina Barco y Alí Rodríguez, respectivamente, han celebrado este domingo y durante cinco horas, una reunión en Bogotá para restablecer las relaciones diplomáticas y comerciales tras un enfrentamiento diplomático provocado por la captura de un dirigente de los terroristas de las FARC.
 
Allí, el jefe de la diplomacia venezolana negó que su país esté interesado en ser el detonante de una carrera armamentista en la zona con la compra de barcos de guerra fabricados en los astilleros públicos españoles Izar. Rodríguez explicó que "con España se está negociando cuatro lanchas patrulleras que es distinto que cuatro corbetas o destructores y se está negociando la construcción y reparación de buques petroleros"
 
Además, aclaró que con las autoridades brasileñas se está negociando la reposición de aviones ligeros de combate tipo "Tucanos", con treinta años de servicio. A Rusia, según el canciller, se le comprará cien mil fusiles para "reemplazar armas inservibles con cerca de cincuenta años de uso". "No se trata en absoluto de una carrera armamentista. Se trata de las recurrentes campañas contra Venezuela cuyo origen es bien conocido", enfatizó Alí Rodríguez.
 
En su edición de este veinte de febrero, el periódico español El País afirmaba que, producto de la "discreta" visita que a Venezuela hizo el 25 de enero el ministro de Defensa, José Bono, España había cerrado la venta de cuatro corbetas por valor de entre seiscientos y ochocientos millones de euros. La operación también incluiría seis aviones de transporte C-295 por 150 millones de euros.
 
El País indicaba que, "según fuentes conocedoras de la operación", se trata de "corbetas o patrulleros de altura de entre 1.500 y 1.800 toneladas de desplazamiento" que se estarán destinadas a la "vigilancia de recursos en la Zona Económica Exclusiva". El costo de las embarcaciones por unidad oscila entre los 150 y 200 millones de euros "en función de los equipos y sistemas de armas que incorporen". Además, informaba de que iban a estar dotadas de "un cañón, ametralladoras y misiles". En cuanto a los aviones, "la oferta incluye la posibilidad de ampliar el pedido hasta un total de 12 unidades".
 
El pasado mes de noviembre los presidentes Hugo Chávez y José Luis Rodríguez Zapatero anunciaron un principio de acuerdo de cooperación naval y aeronáutica entre Venezuela y España. Asimismo, al regreso del viaje de Bono, que generó una fuerte polémica entre el Gobierno socialista y el opositor Partido Popular por producirse en medio del conflicto entre Venezuela y Colombia, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega dijo que él ministro había ultimado "un protocolo de cooperación militar en materia de defensa de alto interés económico para los astilleros y empresas aeronáuticas españolas".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios