print
GIRA POR ORIENTE MEDIO

Bush insta a israelíes y palestinos a negociar sobre las fronteras de 1967

El presidente de EEUU, George Bush, se ha entrevistado en su segunda jornada de gira por Oriente Medio con el presidente de la ANP, Abú Mazen, y el primer ministro Ehud Olmert, por separado. Tras el encuentro del segundo y respecto a uno de los elementos clave de la negociación arabe-israelí, las fronteras, Bush consideró: "Debe ponerse fin a la ocupación que comenzó en 1967". Al iniciar la jornada, el mandatario estadounidense afirmó que un acuerdo de paz en la zona puede firmarse antes de que concluya 2008.

Noticia publicada el 10-01-2008

LD (Agencias) El presidente de EEUU, George Bush, expresó sus consideraciones sobre el "punto de partida" de las conversaciones entre israelíes y palestinos para alcanzar un acuerdo en 2008, del que unas horas antes junto con el presidente de la ANP había dicho que "no sólo es posible, va a ocurrir, habrá un acuerdo de paz firmado para cuando termine mi mandato (el 20 de enero de 2009)".
 
Bush por la tarde en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro israelí, Ehud Olmert, analizó las líneas rojas de las negociaciones y respecto a las fronteras consideró que "debe ponerse fin a la ocupación que comenzó en 1967".
 
El presidente republicano, cuyo consejero de Seguridad Nacional aseguró que volverá a la región antes de que abandone el cargo, pidió cambios en las líneas del armisticio de 1949 "de forma que refleje la realidad actual y para garantizar que el estado palestino es viable y contiguo".
 
Horas antes, en una conferencia con Abú Mazen, Bush dijo que "tengo confianza de que, con ayuda, emergerá un estado palestino" y añadió que "el 'status quo' no es aceptable". Dijo que "la visión del estado palestino es de un territorio contiguo" y añadió: "un queso suizo no va a funcionar".
 
Bush dijo entender la "frustración" de los palestinos por causa de los puestos de control israelíes, pero destacó que "la seguridad del estado es esencial". Subrayó la importancia de reforzar las fuerzas de seguridad palestinas y dijo que en la medida en que Israel las ha debilitado, "eso es algo en lo que discrepamos".
 
Por su parte, el líder palestino dijo tener gran esperanza "de que durante 2008 alcancemos un acuerdo final de paz con Israel". Tras pedir la intervención de su visitante para detener la ampliación de los asentamientos en Cisjordania, recalcó que la visita de Bush a los territorios palestinos es "histórica" y dijo que el deseo de su pueblo es vivir en libertad, sin "muros de separación, ni asentamientos" israelíes.
 
En suma, el presidente Bush nombró al teniente general, William Fraser, "observador" del proceso de paz iniciado por israelíes y palestinos, también conocido como la "hoja de ruta". Bush consideró que Fraser será un "observador honesto" porque es una persona "neutral".
 
Seguridad en Cisjordania
 
La gira de Bush a Cisjordania está acompañada por un impresionante dispositivo de seguridad. Se trata de la primera visita de un presidente de EEUU a Ramala. El presidente, que fue recibido con alfombra roja, llegó por tierra a la ciudad situada a quince kilómetros al norte de Jerusalén, tras modificar los planes iniciales para trasladarse en helicóptero.
 
Unos cuatro mil agentes de diversos organismos de seguridad protegieron el complejo presidencial palestinos situado junto al mausoleo que guarda los restos del antecesor de Abú Mazen y líder palestino, Yaser Arafat.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados