Menú

Bush rinde tributo a los soldados estadounidenses fallecidos en Irak y Afganistán

El presidente de EEUU, George Bush, rindió, este lunes, tributo a los militares fallecidos en misiones de combate, calificando como "una nueva generación de líderes caídos" a los soldados desaparecidos en las Guerras de Irak y de Afganistán. Con motivo del "Memorial Day", se celebró una solemne ceremonia en el Cementerio Nacional de Arlington. Previamente, Bush se había reunido con familiares de las víctimas en La Casa Blanca.

0
El presidente de EEUU, George Bush, rindió, este lunes, tributo a los militares fallecidos en misiones de combate, calificando como "una nueva generación de líderes caídos" a los soldados desaparecidos en las Guerras de Irak y de Afganistán. Con motivo del "Memorial Day", se celebró una solemne ceremonia en el Cementerio Nacional de Arlington. Previamente, Bush se había reunido con familiares de las víctimas en La Casa Blanca.
Bush en los actos del "Memorial Day"
LD (Agencias) "En estos momentos, esta tierra santa recibe una nueva generación de héroes: hombres y mujeres que entregaron sus vidas en lugares como Kabul, Kandahar, Bagdad y Ramadi", dijo el presidente George Bush. "Ellos creían en algo superior a ellos mismos. Ellos lucharon por nuestro país y nuestro país se une para llorarles como si fueran uno", continuó, según recoge la crónica de The New York Times firmado por Associatesd Press.
 
Bush, que estuvo acompañado por su esposa, depositó una corona de flores ante la tumba del Soldado Desconocido del Cementerio Nacional, donde se encuentran enterrados cerca de 368.000 combatientes estadounidenses de toda su historia, y cuya sección, 60, de nueva construcción, acoge a los caídos en Irak y Afganistán.
 
En un tono serio y solemne, Bush defendió los conflictos de EEUU en Oriente Medio como una parte integrante de la estrategia global para la seguridad y paz mundial. Es parte del "destino" estadounidense, aseveró.
 
"De sus muertes debe salir un mundo donde los sueños crueles de tiranos y terroristas se ven frustrados, donde nuestra nación sea más segura frente a los ataques, y donde el regalo de la libertad se garantice a millones que nunca lo han conocido", afirmó.
 
En torno a 3.450 soldados estadounidenses han muerto en Irak desde el comienzo de la guerra, el 20 de marzo de 2003, y decenas de miles han resultado heridos. Entre mayo de 2006 y el sábado pasado, se contabilizan unos 980 bajas, según informa EFE.
 
En Afganistán, Pakistán y Uzbekistán han fallecido 325 soldados desde el comienzo de la campaña, en 2001, contra el régimen Taliban, según los datos del Departamento de Defensa, recogidos por EFE.
 
Este tipo de actos tiene un especial simbolismo en EEUU, el país con mayor número de soldados desplazados fuera de sus fronteras debido a sus compromisos y responsabilidades como potencia global, sin  embargo, paralelamente, la estadounidense sea una de las sociedades que menos tolera las bajas fuera de su país. Este lunes, Irak seguía siendo un auténtico polvorín. Un terrorista suicida hizo explotar un coche-bomba arrollando la vida de  21 personas en una céntrica zona comercial de Bagdad.
 
"El mayor recuerdo para nuestros soldados caídos no puede encontrarse en las palabras que decimos o los lugares en los que nos reunimos. El tributo más duradero está en torno a nosotros, un país donde los ciudadanos tienen el derecho a rezar como quieran, de manifestarse por lo que creen y de decir lo que piensan", sostuvo Bush.
 
"En este día de homenaje, honramos a los ciudadanos valerosos que dieron sus vidas por la libertad. Honrémosles siempre, estemos siempre de su lado y que siempre seamos leales a lo que fueron y por lo que lucharon", agregó.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios