Menú

Chávez admite que viola la ley al participar en las elecciones porque es un "revolucionario"

Cuando falta menos de un mes para las elecciones legislativas en Venezuela, Hugo Chávez ha reforzado su participación en la campaña, algo que ha provocado la denuncia de la autoridad electoral. Como era de esperar, el bolivariano ha respondido de la única manera que sabe: con amenazas e insultos.

0
Cuando falta menos de un mes para las elecciones legislativas en Venezuela, Hugo Chávez ha reforzado su participación en la campaña, algo que ha provocado la denuncia de la autoridad electoral. Como era de esperar, el bolivariano ha respondido de la única manera que sabe: con amenazas e insultos.
Chávez, en su última aparición en la televisión.

Desde hace ya varios días, Hugo Chávez ha entrado de lleno en la campaña electoral para las elecciones legislativas del 26 de septiembre pese a que tanto la Constitución como la Ley Electoral lo impiden. Lo hace sobre todo porque esta vez sí participará la oposición. Hace cinco años, los grupos contrarios al régimen bolivariano decidieron retirarse de la carrera electoral y dejar todo el poder en manos del partido de Chávez y grupos afines.

Este mismo jueves, Vicente Díaz, miembro del Consejo Nacional Electoral (CNE), pidió a Chávez y a los funcionarios públicos que no participen en la campaña electoral y les acusó de violar la Ley Orgánica de Procesos Electorales. Díaz presentó tres vídeos en los que mostraba a Chávez promoviendo a los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Hace sólo unos días, el presidente dijo, en tono amenazador y con el claro objetivo de levantar a sus huestes, que "sería una verdadera tragedia que esa quinta columna podrida, contrarrevolucionaria, integrada por adecos y copeyanos, tomara la mayoría en la Asamblea Nacional", en clara referencia a los principales partidos opositores al Gobierno, Acción Democrática (AD) y Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI). Entonces, le puso el nombre de Operación Demolición a la campaña contra la oposición: "Me los demuelen. Ésa es la orden: Demolición".

Díaz recordó que el artículo 145 de la Constitución establece que los servidores públicos sirven al Estado y no a ninguna filiación política mientras que el artículo 13 de la Ley contra la corrupción prohíbe el uso de bienes públicos con fines político-partidistas. También apuntó a la Ley de Procesos Electorales que en su artículo 17 impide a los funcionarios públicos actuar de acuerdo a su filiación partidista, favoreciendo o perjudicando sectores por este motivo, algo que Chávez no ha dejado de hacer en las últimas semanas.

Ante estas acusaciones, Chávez sólo respondió con amenazas e insultos y acusó a Díaz de ser una ficha de la oposición en el CNE: "Salió de manera muy irrespetuosa, a mí no me importa que los dirigentes de la oposición me digan los que les dé la gana, pero se trata de un rector del CNE, que es una autoridad, entonces él sale y me está acusando de estar violando la ley. Yo me reservo las acciones que pueda ejercer sobre este rector. ¿Quién puede negarme a mí, que soy un revolucionario, que soy lo que soy, que me encarame en un carro en Maracaibo y haga campaña? Yo le hago un llamado, ocupe su lugar, que yo ocuparé el mío". Finalmente apuntó que "sabemos que es de la oposición, si quiere váyase y métase en la mesa de los escuálidos, porque yo sé que él está cumpliendo instrucciones de los asesores de los escuálidos".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 22 comentarios guardados

    Servicios