Menú

Clegg: "Malvinas y Gibraltar. Vaya pregunta. Bueno, me tengo que ir"

El viceprimer ministro británico ha zanjado así las preguntas de los periodistas españoles sobre la soberanía de ambos territorios, visiblemente molesto. "Este Gobierno nunca va a aceptar o apoyar un cambio en el estatus de Gibraltar si no lo apoyan los gibraltareños" aseveró.

0
Clegg se ha referido a la situación de Gibraltar en el coloquio organizado por el Foro Nueva Economía en un hotel madrileño con motivo de su primera visita a España desde que formó gobierno en coalición con el conservador David Cameron el pasado 11 de mayo.

"Quiero dejar claro y de forma poco ambigua que este Gobierno nunca va a aceptar o va a apoyar un cambio en el estatus de Gibraltar si ese cambio no lo apoyan los propios gibraltareños", ha sentenciado el dirigente liberal-demócrata ante la pregunta de si su nuevo gabinete está dispuesto a discutir la soberanía.

Clegg, casado con la vallisoletana Miriam González, ha reconocido que esta postura no es compartida en España. "Sé por mis suegros que ésta es una opinión que no gusta mucho aquí en España, pero es la visión del Gobierno británico. El anterior también tenía la misma opinión y nosotros, la mantenemos", ha añadido.

Clegg se ha mostrado partidario de mantener el Foro de Diálogo en el que participan España, Reino Unido y Gibraltar con el fin de acordar medidas en favor de la población de ambos lados de la Verja, pero sin negociar la cuestión de la soberanía del Peñón ni de las aguas que lo rodean.

A su entender, éste es "el entorno adecuado" para establecer contacto entre España y el Reino Unido sobre la colonia británica, cuya soberanía se cedió en virtud del Tratado de Utrecht (1713).

El Foro de Diálogo se creó en 2004, a los pocos meses de la llegada al poder del PSOE, cuando el primer ministro británico era el laborista Tony Blair.

La próxima reunión ministerial está prevista que sea en Madrid el próximo mes de diciembre, después de que la última fuese en julio del pasado año en Gibraltar, cuando Miguel Ángel Moratinos protagonizó la primera visita a la colonia de un jefe de la diplomacia española en 300 años.

La última vez en que España y el Reino Unido hablaron de soberanía fue en 2002, en la etapa del PP, cuando se estuvo a punto de llegar a un acuerdo para compartir el dominio del territorio.

Clegg ha declarado que la postura que Londres mantiene sobre Gibraltar es también aplicable para el caso de las Islas Malvinas ante la reivindicación de Argentina.

"Los derechos y la soberanía de los habitantes de las Malvinas son lo más importante, y una vez más, no vamos a llegar a un compromiso y a una solución renunciando, en nombre de sus ciudadanos, a esos derechos, cuando desean seguir formando parte del Reino Unido", ha explicado.

Al ser preguntado por ambos casos y ante la sensibilidad que despiertan tanto en España como en Argentina, lo primero que Clegg ha respondido, en castellano, ha sido: "Malvinas y Gibraltar. Vaya pregunta. Bueno, me tengo que ir".

Clegg se reunió ayer, jueves, con el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y este viernes completará su visita con sendos encuentros con la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, y con el líder del PP, Mariano Rajoy

En Internacional

    0
    comentarios
    Acceda a los 24 comentarios guardados