Menú

Coalición Canaria pide al Gobierno que no sea "cobarde" y defienda las aguas de Canarias

El candidato de Coalición Canaria (CC) a la Presidencia del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, manifestó este sábado su esperanza de que el Gobierno "no caiga en la tentación" de recortar el reconocimiento y la delimitación de las aguas canarias durante la tramitación de la reforma del Estatuto de Autonomía en las Cortes Generales. Por ello, reclamó al Ejecutivo que atienda "primero a los intereses de Canarias y no siga condicionado por la actitud de Marruecos" hacia el archipiélago. Este domingo, durante un mitin en Las Palmas de Gran Canaria, Zapatero volvió a escuchar protestas que le acusaron de vender el Sahara a Marruecos, igual que pasó durante su último mitin en Santa Cruz de Tenerife cuando reconoció, por dos veces, la soberanía de Marruecos en los caladeros canario-saharianos.

0
El candidato de Coalición Canaria (CC) a la Presidencia del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, manifestó este sábado su esperanza de que el Gobierno "no caiga en la tentación" de recortar el reconocimiento y la delimitación de las aguas canarias durante la tramitación de la reforma del Estatuto de Autonomía en las Cortes Generales. Por ello, reclamó al Ejecutivo que atienda "primero a los intereses de Canarias y no siga condicionado por la actitud de Marruecos" hacia el archipiélago. Este domingo, durante un mitin en Las Palmas de Gran Canaria, Zapatero volvió a escuchar protestas que le acusaron de vender el Sahara a Marruecos, igual que pasó durante su último mitin en Santa Cruz de Tenerife cuando reconoció, por dos veces, la soberanía de Marruecos en los caladeros canario-saharianos.
Paulino Rivero. (Archivo)
LD (Europa Press) Rivero participó este sábado en un acto simbólico de reivindicación de la titularidad de las aguas de Canarias que se celebró el alta mar en un punto equidistante entre Tenerife y Gran Canaria, donde se encontraron una delegación de embarcaciones procedentes del Tenerife, con Rivero a la cabeza, y otra del puerto de Agaete de Gran Canaria en la que viajaban la número uno al Parlamento por Gran Canaria, María del Mar Julios, y el cabeza de lista al Cabildo de la misma isla, Manuel Lobo.
  
Paulino Rivero manifestó su esperanza de que el Gobierno "no caiga en la tentación de recortar" el acuerdo alcanzado en el Parlamento regional sobre la delimitación de las aguas canarias. Así, aseguró que será "muy exigente" con Madrid para lograr que se reconozca "el mar que nos une, que nos da continuidad a las distintas y, sobre todo, porque refuerza la conciencia del pueblo y el derecho sobre los recursos" del mar.
  
Además, hizo referencia al control del tráfico de materias peligrosas, del tráfico de armas y de drogas, de la inmigración irregular, de la seguridad marítima y de los recursos naturales existentes, como las paralizadas prospecciones petrolíferas frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura.
  
"La cobardía del PSOE"
 
Rivero advirtió sobre la posibilidad de que la propuesta de la reforma del Estatuto, que se aprobó en la Cámara canaria, sea modificada porque existe "la cobardía del PSOE", que, según criticó, "siempre ha sido muy cobarde y ha traicionado los acuerdos alcanzados en Canarias".
  
Desde el punto de vista legal, según el candidato a la presidencia del Gobierno regional, el acuerdo del Parlamento autonómico cuenta con el "aval de los expertos más importantes que, en derecho internacional, tiene el Estado español". Se trata, continuó, del reputado jurista y antiguo miembro de la comisión de Derecho Internacional de la ONU, y miembro de la Asociación Española de Profesores de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales, José Manuel Lacleta.
  
Este asesor de gobiernos del PP como del PSOE, según Rivero, dirigió un dictamen que avala la tesis de que es posible, "sin inculcar" el derecho internacional, la delimitación de las aguas canarias, el territorio marítimo que se encuentra entre las islas. Un reconocimiento que, tal y como especificó, otorga a la Comunidad Autónoma el derecho sobre las 12 millas fijadas a continuación de la línea de base recta fijada entre las islas.
  
Desde el punto de vista jurídico, según Rivero, "no hay ningún problema". Por ello, reiteró su esperanza de que "el Gobierno del Estado atienda, primero, los intereses de Canarias que los de Marruecos". El candidato de CC entiende que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "no debe seguir condicionado por la actitud de Marruecos sobre Canarias".
  
Paulino Rivero exigió un pronunciamiento del Ejecutivo español porque CC, reiteró, no cejará en la reivindicación del reconocimiento de la titularidad de las aguas canarias.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation