Menú

Zapatero y Cristina Fernández espera que el G-20 tome decisiones

Zapatero y la presidenta argentina, Cristina Fernández, coincidieron este lunes en la necesidad de que la próxima reunión del G -20 en Londres, a la que asistirá España, sea una "cumbre de decisiones" y vaya más allá de las "interminables reuniones y discursos" sin resultados concretos.

0
Zapatero y la presidenta argentina, Cristina Fernández, coincidieron este lunes en la necesidad de que la próxima reunión del G -20 en Londres, a la que asistirá España, sea una "cumbre de decisiones" y vaya más allá de las "interminables reuniones y discursos" sin resultados concretos.
L D (Europa Press) Asimismo, la presidenta argentina defendió que se debe reformar no sólo el sistema financiero internacional sino la propia ONU puesto que, en su opinión, la crisis financiera es un reflejo de lo que estaba ocurriendo ya en la política.

La cumbre del G-20 del 2 de abril en Londres fue uno de los temas que abordaron los dos mandatarios en su reunión en La Moncloa, con el objetivo de aunar posiciones de cara a esta cita. Según Zapatero, la de Londres será "una cumbre que tendrá que ser de decisiones" ya que lo que se hizo en la anterior celebrada en Washington en noviembre fue fijar el "programa de actuación".

A juicio del presidente del Gobierno, la creación de "un nuevo orden financiero internacional" supone "el reto más trascendente para todos los dirigentes que actualmente tenemos la responsabilidad de afrontar esta situación" de crisis mundial. En este sentido, defendió que se debe trasladar a la economía el "enfoque del multilateralismo".

Asimismo, fijó tres "objetivos" para su consecución: "la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial con una composición (...) mucho más equilibrada y equitativa; la adopción de un compromiso vinculado al FMI de concertar un sistema de supervisión último en el orden financiero internacional que todos estemos a aceptar y reconocer; y la suspensión de los paraísos fiscales".

Según Zapatero, esta última cuestión debe llevarse a cabo en "un corto espacio de tiempo" puesto que la "credibilidad del sistema financiero internacional en el futuro tiene mucho que ver con la supresión de los paraísos fiscales". "Si avanzamos en esos tres objetivos en la cumbre de Londres sin duda sería un gran resultado", remachó.

Por su parte, Fernández hizo hincapié en que de la cita de Londres salgan "mecanismos concretos" contra una crisis que "no hemos causado nosotros los países en vías de desarrollo sino que la hemos sufrido". A esta cumbre, dijo, hay que acudir con "posiciones debatidas y acordadas" para evitar que termine siendo "una reunión interminable con interminables discursos sin decisiones concretas que impacten en los ciudadanos". Así, expresó su deseo de que sirva para "diseñar y construir instrumentos que combatan esta crisis".

La presidenta argentina recordó que su país viene reclamando desde 2003 la reforma de los mecanismos multilaterales de crédito e incidió en que "la economía es sólo la punta del iceberg en el problema que tenemos en el multilateralismo en el mundo". Así, subrayó que la "desigualdad en la representación en los organismos financieros" también se traslada a la ONU, "en la que no hay igualdad para la toma de decisiones".

A este respecto, denunció que algunos países pueden violar o no respetar las resoluciones de la ONU mientras que otros si lo hacen "son objeto de invasión, castigo e incluso de guerra preventiva por no haber acatado esa decisión". Para la presidenta argentina, pues, "lo que se reproduce hoy en la economía se ha producido antes en la política". Por ello, previno de que si no se actúa rápido "vamos a correr el riesgo de que lo que empezó siendo una crisis económica termine siendo una crisis política".

En particular, expresó sus dudas sobre el mantenimiento del dólar como moneda de reserva por todas las economías mundiales y abogó por evaluar esta cuestión, sobre todo teniendo en cuenta que el país emisor de esta moneda es también el país emisor de los "activos tóxicos".

Por otra parte, coincidió con Zapatero en que hay que suprimir los paraísos fiscales y defendió que se establezca "un reglamento sobre el movimiento de capitales internacionales". Igualmente, incidió en que los países deben acometer "agresivos planes de infraestructuras".

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios